jueves 17 de junio de 2021 - 12:00 AM

La urgencia de cambios democráticos contra la desigualdad,

Escuchar este artículo

El gobierno nacional pretende desconocer las verdaderas causas del estallido de la protesta social, que son sus políticas neoliberales excluyentes, ya fracasadas, que han hundido al país social en hambre, desempleo y endeudamientos sin límites. Llevamos décadas de una democracia restringida a cuentagotas que sigue negando un proyecto de sociedad para todos, una nación para todos. Padecemos una clase dirigente corrupta que está de espaldas a las comunidades y a sus regiones, que no dialoga con el pueblo, que no tiene un proyecto de prosperidad para la diversidad social y cultural de la nación.

Al gobierno no parece interesarle el desastre humanitario causado por su modelo neoliberal sumado a la pandemia, que a la fecha ha cobrado más de 90.000 vidas, miles de empresas cerradas, desempleo, carestía y 21 millones de colombianos en condiciones de pobreza.

La crisis podría profundizarse si el gobierno no demuestra interés en rectificar los errores en el manejo del Estado a la crisis económica y la pandemia; grave error de insistir en desconocer sus errores en la política económica y social, los derechos humanos, los acuerdos de paz, las recomendaciones de expertos y académicos; persiste en una política represiva y negacionista, insiste en tratar violentamente a los jóvenes y sectores movilizados como delincuentes, abusa del poder de la fuerza pública; eludiendo los diálogos y los acuerdos pretende ingenuamente echar las culpas de la crisis a la oposición.

Nos preguntamos, si en la nueva normalidad del silencio que propone el gobierno, ¿encontraremos soluciones y cambios estructurales o continuaremos en el simple maquillaje de la democracia restringida decorada con mermelada clientelista?

Un verdadero acuerdo social y democrático supone garantías para concertar los acuerdos entre el Estado y la sociedad civil, con los más amplios sectores de la sociedad colombiana. Por lo tanto, se hace imperativo la negociación de un acuerdo con el gobierno nacional para levantar el paro con garantías, una agenda para avanzar en soluciones alternativas justas que reclaman los movimientos sociales populares y mayorías nacionales.

jcastellanospulido17@gmail.com

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad