jueves 21 de mayo de 2020 - 12:00 AM

Los intereses colectivos priman sobre los intereses particulares.

Escuchar este artículo

Hoy una pandemia paró en seco una economía de consumo desbordada, contaminante y generadora de desigualdad en el mundo. Puso al descubierto lo que han sido los gobiernos y las élites que han manejado este país. Es visible como el narcotráfico y la corrupción permeó amplios sectores sociales, económicos y políticos. No solo roban, sino que su cinismo ha llegado a extremos inimaginables. Hoy crece la pobreza y el desempleo. La salud y la educación en estado crítico. Y la mediana y la microempresa que generan la mayor parte del empleo digno, se encuentra en dificultades.

En la región, frente a la coyuntura, Alberto Montoya Puyana, en su columna de Vanguardia, ayer miércoles, cree que la minería del oro nos puede salvar. Son solo los intereses de su familia que ha estado vinculada a MInesa, la que lo llevan a plantear su fórmula salvadora. La región tiene alternativas distintas a la minería. Argumentar, para justificar sus intereses, partiendo de lo que dice Minesa, es absurdo. Hablan maravillas del empleo, las reservas, los impuestos y las regalías. Podemos creer sus verdades, cuando Santiago Ángel Urdinola, presidente de Minesa, señala: “se trata de manipular la información para que Bogotá crea que todo esta bien, así el páramo de Santurbán se este incendiando...;”,(El Espectador, 24 abril/19).

Recordemos, dice el Economista Luis Álvaro Pardo, que el sector minero colombiano, gracias a las prebendas tributarias, lograron reducir sus impuestos de una tasa nominal de 33% en 2018 a una tasa efectiva del 7,5%. El aporte por impuesto de renta del sector minero ascendió a $1,9 billones de pesos en el 2018 (cifras DIAN), apenas el 2,8% del recaudo total de las personas jurídicas.

La minería, no nos va a salvar. Tendremos la pandemia del Orovirus, durante 25 años. Sus consecuencias: destrucción del páramo, pobreza, contaminación del agua y del ambiente a perpetuidad. No nos merecemos ese destino. Juntos podemos salir adelante y darle sentido y significado a nuestros propios sueños.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad