jueves 31 de marzo de 2022 - 12:00 AM

No nos pueden engañar.

Dos noticias están ocurriendo en este momento, que nos afectan las entrañas.

1.- La ANLA, ha declarado la viabilidad del piloto de fracking, a Ecopetrol en el municipio de Puerto Wilches. Contra toda lógica, sin estudios serios, que se puedan contrastar con los realizados en otros países incluyendo a Estados Unidos, los cuales han negado la viabilidad de esta técnica, por los efectos nocivos, para la vida, por el sinnúmero de sustancias tóxicas que deben añadir para obtener resultados.

Por el daño a los acuíferos o manantiales subterráneos, de los cuales dependerá nuestra vida, por el daño creciente en las fuentes superficiales producto de la contaminación sin precedentes que padecemos. Buena parte de esos daños los produce la misma industria petrolera, con sus descargas en profundidad de las “aguas de producción”. Lo mas torpe de la argumentación es decir que no van a usar ninguna sustancia tóxica en el “pozo piloto”. ¿Entonces como prueban su bondad?

No se ha tenido en cuenta a la comunidad, como reza la Constitución de nuestra patria, donde el articulo 79 a la letra dice: “Todas las personas tienen derecho a gozar de un ambiente sano. La ley garantizará la participación de la comunidad en las decisiones que puedan afectarlo.”

2.- La Alcaldesa de California, Genny Gamboa, en forma clara y precisa, ha manifestado, su rechazo a la megaminería en nuestro territorio. Por tal razón, por expresar el sentir ciudadano, algunos están incomodos, pero siempre es mejor el bien general sobre una minoría. Tiene el apoyo de todo el pueblo colombiano.

Sepan, que no importa donde coloquen la tan mentada línea de delimitación, El Decreto 2372 de 2010, de Minambiente, expresa claramente en sus artículos 29 y 31, que son parte integral del páramo; el subpáramo, el bosque alto andino y la zona de amortiguación. De manera que no pueden legalmente hacer nada, en ningún páramo del país. No sigan pisoteando nuestras leyes.

gopeor@gmail.com

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad