jueves 16 de julio de 2020 - 12:00 AM

Pandemias: sociales y económicas.

Escuchar este artículo

El desencadenamiento del COVI-19, del cual parece comprobado, que surgió no de un laboratorio, sino de una zoonosis, la cual no está claramente definida, echó a andar una serie de hechos que estaban larvados, a todo lo largo y ancho de la tierra.

 Está claro que la humanidad no estaba preparada para atender en forma adecuada una pandemia de esta naturaleza.

 La disparidad en las acciones en todas las latitudes, nos mostró que los organismos multilaterales, ONU (Organización de las Naciones Unidas), y OMS (Organización mundial de la salud), no estaban ni están atendiendo la razón de ser de sus funciones: colaborar en forma pareja y oportuna con todos los países miembros.

 Las acciones de la banca mundial, FMI. BM, BID, OEA y ahora la OCDE, han estado atentas fundamentalmente a prestar dinero en condiciones aberrantes, para nuestros países “tercermundistas”, específicamente exigiendo disminución de conquistas laborales, como salarios mínimos, y prestaciones sociales incluyendo pensiones después de haber trabajado, toda una vida, para ahí si prestar el dinero.

 A nivel local, se comprueba que los préstamos son para quienes no los necesitan, es decir calificación crediticia AAA. Mientras las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPymes), languidecen y mueren. Llevándose por delante miles de empleos y de vidas.

 Se comprueba que el 1% de la humanidad es dueña del 50% de todos los bienes de la tierra. Esto indigna, y muestra la deshumanización en la cual hemos caído, por rendirle culto al nuevo Dios: EL LIBRE MERCADO OMNIPOTENTE.

 Teníamos 7.512,518, personas desempleadas, entre despedidos y quienes siguen buscando empleo a junio. La tasa de desempleo real es del 34.2 %. El 60% de los colombianos teme caer en el empobrecimiento en un futuro cercano e incierto. Hemos perdido dos décadas de desarrollo.

 Solo una amplia alianza social y democrática, permitirá la creación de un nuevo estado, alejando los riesgos de las dictaduras civiles.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad