jueves 18 de febrero de 2021 - 12:00 AM

Reforma Tributaria del gobierno, indignante contra

Escuchar este artículo

Esta semana ha sido anunciado por diferentes medios el interés del gobierno de presentar al congreso su proyecto de reforma tributaria la cual tiene diferentes apreciaciones acerca de su impacto. Indudablemente la pandemia ha sido nefasta para el sostenimiento de la sociedad colombiana, haciendo más gravosa la situación en la pequeña empresa santandereana. Se podría esperar una “quiebra” de buen número de empresas, si no cuentan con un oportuno apoyo gubernamental al pago de nómina y de arrendamiento.

El gobierno Duque se propone conseguir entre 15 y 20 billones de pesos anuales para atender su presupuesto deficitario, a partir de nuevos productos con IVA, ampliar la base del impuesto a la renta de personas naturales y la reducción de exenciones al IVA, tributación de los pensionados con mesadas de más de 3 salarios mínimos.

Luis Jorge Garay con Planeta Paz han presentado recomendaciones de política alternativas al gobierno haciendo énfasis en la necesidad de un plan de reconstrucción social y económica con visión estructural, mediante una economía política de inclusión social con:

(i) Una tributación socialmente justa, sustantivamente redistributiva, incluyentes por género y sostenible socio-ecológicamente;

(ii) Políticas de protección social comprehensivas a favor de los grupos sociales desfavorecidos.

iii) Eliminación de exenciones de impuestos al gran capital, y adelgazamiento de la nómina burocrática y los sueldos de congresistas y altos cargos del Estado.

Urge otra reforma tributaria con carácter progresivo y equitativo que genere recursos adecuados al Gobierno nacional –de un orden no menor a un 2% del PIB– para poder contribuir a la financiación tanto de la búsqueda de los dos primeros propósitos del plan –renta básica e inversión pública y empleo– como de la reducción del déficit fiscal próxima al 8% del PIB en 2020.

Para el economista Garay debería implantarse unos impuestos directos significativamente progresivos como el impuesto a la riqueza y a los dividendos de las personas naturales y jurídicas superricas y súper superricas del país, como una política activa anticíclica de gasto público con significativos impactos redistributivos.

jcastellanospulido17@gmail.com

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad