jueves 30 de enero de 2020 - 12:00 AM

Requiem por Santurbán

Escuchar este artículo

La muerte de nuestro páramo de Santurbán, es una muerte anunciada. La entrega de títulos mineros en páramos, fue el inicio de una de las peores infamias. La mayoría de las multinacionales mineras se posicionaron de los territorios e iniciaron la compra, el desalojo forzadoy el proceso de exploración. Taladraron miles de kilómetros, rompiendo el corazón de los acuíferos. Hoy esperan agazapados la orden de explotación.

Uribe, Santos y el hoy presidente, el que prometió en elecciones que no tocaría el páramo, son los responsables directos de una nefasta política que impulsa la destrucción del medio ambiente. La deforestación de millones de hectáreas, la minería en páramos y el fracking son los instrumentos para consolidar la confianza inversionista, que lo que busca es entregar nuestros territorios a multinacionales. Los intereses van más allá del cacareado desarrollo económico que necesita el país.

Ad portas de la entrega por parte de la ANLA y el Ministerios del Medio Ambiente del Certificado de Defunción o Licencia Ambiental, documento oficial que certifica la muerte lenta del páramo, no firmado por el Ministro del Medio Ambiente, Santandereano por cierto, quien por exceso de debilidad se declara inhabilitado, delegando la firma en el Ministro de Hacienda que si tiene hígados para hacerlo, esperamos indignados la entrega del documento oficial al verdugo llamado Minesa. Las mentiras y el soborno pueden más que el conocimiento y las voces de rechazo.

El mayor regalo que la naturaleza le ha hecho a la vida y que tiene un significado profundo para todos los santandereanos del norte y del sur, es el páramo de Santurbán. La calle ha sido el lugar que ha sentido la expresión de un pueblo indignado. Miles de hombres, mujeres y niños han manifestado su repudio a la megaminería. Crecerá la audiencia, hasta cuando las voces se desborden y rompan el silencio de los que no nos quieren oír.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad