jueves 26 de marzo de 2020 - 12:00 AM

¿Será posible un nuevo mundo?

Escuchar este artículo

Podemos considerar que el mundo mañana o pasado mañana, puede ser distinto. La pandemia nos cambió la vida. El aislamiento ha permitido el encuentro de la familia y mirar al mundo de otra manera. La solidaridad toca la piel y sentimos la necesidad de cambiar el rumbo. Una sociedad como la que vivimos, en medio de la desigualdad y la pobreza, donde la tendencia ha sido la concentración de la riqueza en manos de unos pocos, no puede continuar.

Necesitamos un mundo diferente y ese nuevo mundo lo puede construir una sociedad consciente y comprometida con la vida. En Colombia los clanes políticos compran votos y destruyen la democracia, se reparten los recursos de la salud y la alimentación de los niños. Hoy vemos las consecuencias, con los hospitales públicos sin la infraestructura y sin recursos.

Tenemos que unirnos como sociedad, para abrazar la solidaridad y celebrar la vida. En noviembre del año anterior iniciamos un camino, hacia una sociedad más justa, camino que en las actuales circunstancias debemos profundizar. La actual coyuntura nos lleva a rodear las autoridades, para que disponga de los recursos y los medios que permitan detener la expansión del virus. Pero lo que no podemos permitir es que los recursos se desvíen de su objetivo principal. El Ministerio de Hacienda expidió el decreto 444 del 2020, que crea el Fondo de Mitigación de Emergencias -FOME-, que dota al Gobierno Nacional de los recursos necesarios para atender la pandemia.

Sin embargo, este artículo "Efectuar operaciones de apoyo de liquidez transitoria al sector financiero a través de transferencia temporal de valores, depósitos a plazo, entre otras", dejan dudas sobre el rumbo de los mismos. Exigir transparencia y una veeduría de los recursos debe ser una postura ciudadana. Igualmente como ciudadanos, debemos entender la importancia del aislamiento para detener el crecimiento de la pandemia. Solo una sociedad unida y consciente del peligro, puede ayudar a superar la crisis, para que la alegría y los sueños vuelvan a ser posibles en una nueva realidad.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad