jueves 29 de julio de 2021 - 12:00 AM

Y seguimos sin soluciones reales

Escuchar este artículo

Para el próximo año está prevista la celebración de los 400 años de nuestra ciudad.

La ciudad bonita, la ciudad de los parques, la ciudad emprendedora, son algunos de los nombres con los cuales hemos querido resaltar, nuestro terruño.

Pero ni abogados, arquitectos y finalmente ingenieros han logrado trazar una ruta de desarrollo creciente en nuestra ciudad.

Todos es un caos: las vías no sirven para nada, el sistema de transporte masivo no ha resultado serlo. Es vergonzoso ver las estaciones de Metrolínea, sin terminar y en medio de pleitos que llevan años.

El sector del llamado “el tierrero”, en la quebrada seca de la carrera 15 hacia abajo, donde terminaban todos los elementos que se robaban, de vehículos y personas, solo se han corrido un poco. Hoy están ocupando casi desde la misma quebrada seca, hasta la calle15 y desde la carrera 17 hasta la 12.

NO hay trabajo para la gente y el hambre y la miseria terminan llevándolos a este azaroso e incierto destino.

La educación de calidad solo existe para la gente con recursos suficientes, que no es mucha; para las mayorías no existe ninguna posibilidad.

Los servicios básicos en el sector rural brillan por su ausencia. No hay acueductos ni agua potable ni saneamiento básico. El acueducto metropolitano de Bucaramanga le ha hecho el feo a la solución de este problema. Lo mas doloroso es que tienen en muchos de esos casos las soluciones al alcance de la mano. La ley 124 de servicios públicos, que rige al acueducto, establece como prioritaria la prestación de este servicio básico a los sectores rurales.

Si hablamos de las basuras, es un absurdo tecnológico pretender seguir haciendo rellenos sanitarios, cuando existen a nivel mundial soluciones, con aprovechamiento de todo lo que llega a estos sitios. En municipios pequeños como Puente Nacional ya existe la solución a este problema.

Tenemos la necesidad de profundizar sobre estos y otros temas que viabilicen la posibilidad de un desarrollo con equidad y justicia social. Y que dicha celebración no sea solo una brillante quema de pólvora, mientras los de siempre hacen fiesta con los recursos.

gopeor@gmail.com

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad