miércoles 20 de octubre de 2021 - 12:00 AM

Adolescentes, ¿Prohibir o brindar independencia?

Las cantaletas como las prohibiciones son cosa del pasado. Construir un mensaje organizado de comportamientos esperados conduce a una mayor motivación
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Óscar Rey Vesga

La adolescencia seguramente nos trae algo de nostalgia, pero también grandes arrepentimientos por el comportamiento distante, errático y prepotente, en especial con nuestros padres. Ahora, cuando somos nosotros los padres de los adolescentes de hoy, nos enfrentamos a grandes retos. En menos de 20 años, la vida de nuestros hijos en esta edad, sumado a los cambios que naturalmente deben vivir, ahora se han saturado de múltiples redes sociales. Les dejo una lista corta, si desconoce alguna tiene tarea pendiente: WhatsApp, Facebook, Twitter, YouTube, Instagram, Snapchat, TikTok y recientemente, Discord.

“Desconéctate ya que debes dormir bien; cuidado con lo que publicas, podrá hacerse viral; las redes no brindan nada bueno; lee un libro”. Todos estos comentarios hacen parte de las lecciones que damos diariamente frente al uso excesivo de las redes sociales. La realidad es que probablemente ya lo saben y eso no cambia su comportamiento. Ellos no están esperando la “cantaleta” con experiencias vividas, sino información que les permita tomar sus propias decisiones y reclamar su “independencia”. Esta afirmación nace de un estudio hecho por las universidades de Pittsburgh y Delaware, publicado este mes, en donde se encontró que recibir información les permite pensar en el control de su propio uso de las redes sociales, así como encontrar una forma de reclamar liberación de estas empresas que se lucran con su consumo y de exigir una tecnología menos adictiva. Hallaron también que estarían más dispuestos a usar aplicaciones que monitoreen y les ayuden a controlar su tiempo en las redes sociales e inclusive interés en unirse a un movimiento que promueva una tecnología más humana, más ética y responsable.

Las cantaletas como las prohibiciones son cosa del pasado. Construir un mensaje organizado e inclusivo de comportamientos esperados conduce a una mayor motivación para el autocontrol. Preparar a los adolescentes para la edad adulta es ayudarlos a establecer y perseguir sus propias metas, brindarles información sobre las consecuencias positivas de hábitos saludables y rendimiento académico, así como mostrarles evidencia del riesgo del exceso digital, así como se hace con el consumo de sustancias psicoactivas.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad