miércoles 22 de enero de 2020 - 12:00 AM

Gobierno digital inexistente

El problema no está en las plataformas o su incumplimiento de la ley, está en que el gobierno no está preparado técnicamente, no tiene la velocidad o interés requerido para permitir su ingreso al país.
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Óscar Rey Vesga

El Gobierno de Colombia tiene diseñada una política digital que habla de la proactividad, innovación y generación de valor público como ejes fundamentales. Paralelamente, la OCDE hace recomendaciones para el desarrollo tecnológico y la responsabilidad estatal de implementación de políticas coherentes con su visión digital. Mientras esto sucede en el papel, en la vida real Uber es ilegal porque no hay reglamentación, igual que Rappi, Airbnb, Lime y cualquier otro servicio digital que atente contra el status quo de los poderosos o la ineficiencia del gobierno.

Tesla, la compañía de vehículos eléctricos, ya tiene además opción para que se conduzcan de forma autónoma. ¿Están listas nuestras vías o existen leyes que los regulen? Tenemos vías sin señalización, incumplimiento de normas de tránsito y por supuesto muy pocas pruebas en nuestras exigentes vías. SpotHero es una plataforma que permite reservar parqueo con anticipación en edificios, casas y parqueaderos. ¿Es esto viable en Colombia? Esto le permite a una propiedad horizontal arrendar espacios inutilizados sin pagar impuestos, al igual que a una persona natural alquilar su parqueadero sin decirle a nadie. Stasher es una aplicación para que viajeros dejen guardadas sus maletas temporalmente en hoteles y locales comerciales. ¿Hay reglamentación para recibir mercancía de terceros y cobrar? Esto genera una nueva línea de ingresos para este tipo de negocios y otros similares.

Así como estos, simples y poco rigurosos ejemplos, llegarán al país innumerables apuestas que no buscan otra cosa que brindar servicios innovadores, con gran valor público para mejorar la calidad de vida y trabajo de los colombianos. El problema no está en las plataformas o su incumplimiento de la ley, está en que el gobierno no está preparado técnicamente, no tiene la velocidad o interés requerido para permitir su ingreso al país.

Muy en contravía de su misma estrategia digital está trabajando el gobierno. Los ciudadanos necesitamos solución a necesidades, servicios de calidad y garantías de nuestros derechos. Eso sí, con transparencia, eficiencia y cumplimiento de la ley. Demuéstrennos su interés por el ciudadano y no compromisos políticos.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad