miércoles 13 de marzo de 2019 - 12:00 AM

La ciencia de “los machos alfa”

Image
Columna de
Óscar Rey Vesga

¡El concepto del macho alfa no nació a partir de una telenovela colombiana! Sus raíces se basan en los estudios del comportamiento social de los lobos en los años 40, en donde se analizaba cómo identificaban al animal de mayor rango y como este era seguido por el resto. En la actualidad, estudios desarrollados por el holandés Frans de Waal, nos invitan a aprender sobre los machos alfa basándose en los chimpancés, pues sus características y comportamientos se acercan de manera increíble a las de los humanos.

No es cierto, como muchas veces se ve en redes sociales o noticias, que el macho alfa es el bravucón, el más verraco, el que genera miedo. Los estudios del científico revelan que los verdaderos líderes son generosos, empáticos y tienen gran capacidad de negociación. Estas características hacen que los monos quieran seguir, respetar, admirar y en realidad amar.

¿Qué tanto podemos aprender de ellos? Si miramos a nuestros líderes y en especial en el gobierno, sus características personales distan mucho del análisis científico. Desde presidentes de países amigos hasta gobernantes locales se muestran más bravucones que líderes preocupados por sus seguidores. No se trata de ser el más rápido, el más grande o el más fuerte. Se trata de ser generoso, de tener la capacidad de compartir, de generar felicidad a su alrededor.

Ser el macho alfa no es una tarea fácil, es una posición de gran estrés. No solo por mantener las responsabilidades arriba mencionadas, deben también estar preparados para cuidar sus espaldas pues otros siempre querrán la posición de macho alfa e inclusive, estudios demuestran que no todos tienen la capacidad de aceptar cuando su ciclo ha terminado y empiezan a perder poder.

Al final, no somos tan distintos a los primates. La reflexión acerca del macho alfa quiere generar conciencia sobre cómo elegimos a nuestros gobernantes. ¿A quien queremos más? A quien nos ataca, no escucha y solo se preocupa por sí o aquel líder empático que se esfuerza, preocupa y actúa por nuestro bienestar.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad