miércoles 02 de octubre de 2019 - 12:00 AM

La era dorada de la biología

Si Gates plantea soluciones desde América hasta África, nosotros hagámoslo desde La Guajira hasta el Amazonas.
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Óscar Rey Vesga

Lejos estamos hoy de las épocas en donde los famosos y deseados eran los deportistas “intimidadores” o las reinas de belleza “con poca inteligencia”. Ahora, los antes reconocidos por ser aburridos, poco sociales y con apariencia extraña, están de moda. Geeks o nerds como Mark Zuckerberg o localmente Betty la Fea no son reconocidos por su apariencia o forma de vestir, sino por sus capacidades para cambiar el mundo.

Gracias a muchos de ellos, hoy tenemos una oportunidad única para crear un planeta más saludable en donde podremos vivir más tiempo y de mejor forma. El desarrollo de la bio-tecnología se convirtió en una industria que no solamente salvará el planeta, sino que generará inmensos recursos para quienes trabajen en ella. Les recomiendo que vean en Netflix, “Bill Gates bajo la lupa”, más allá de la admiración por el más geek de todos y la creación de Microsoft, es la invitación genuina del documental a preocuparnos y actuar frente a los problemas que enfrenta la sociedad hoy.

¿Qué se podrá hacer en el futuro cercano? Con CRISPR, podremos modificar el ADN humano, no para diseñar bebés perfectos, sino para tener una vida más saludable, acabar con enfermedades como el cáncer o el sida; la carne dejará de venir de animales, se basará en plantas; la madera no vendrá de árboles, sino de resinas sintéticas; el azúcar dará energía a carros y aviones; las bacterias se convertirán en seda; los champiñones se podrán convertir en cuero y los computadores serán construidos basados en neuronas. Llegamos a su era dorada.

Aún es muy temprano para saber hasta dónde llegaremos, pero las oportunidades económicas están, siempre que empecemos preguntándonos, ¿Qué es lo que importa en el mundo? Si Gates plantea soluciones desde América hasta África, nosotros hagámoslo desde La Guajira hasta el Amazonas. Muchos trabajan hoy buscando soluciones para el mundo, con tan solo visión, pasión y dedicación. No se necesitan recursos ilimitados, usemos la tecnología para servir al mundo, ganar dinero y de paso salvar el planeta.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad