miércoles 30 de septiembre de 2020 - 12:00 AM

La oficina será un centro de actividades, no un segundo hogar

Es muy posible que para muchos, la oficina deje de ser un “segundo hogar” y se convierta en un centro de actividades para clientes y un espacio de reuniones productivas
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Óscar Rey Vesga

Llegó a mis manos un gran artículo publicado en The Economist que debate el futuro de la oficina y el trabajo. Trabajadores, gerentes e inclusive gobiernos están tratando de redefinir el qué y el cómo de la oficina en pospandemia y más allá. Desafortunadamente, plantea el texto, antes de llegar a acuerdos hay fuertes diferencias. Citan como ejemplo a Jack Dorsey, CEO de Twitter, quien permitirá mantenerse en teletrabajo por siempre mientras Reed Hastings, fundador de Netflix, cree que este modelo es nocivo para el mundo empresarial.

Cita el artículo que, aunque negocios y trabajo no volverán a ser como antes, tampoco es cierto que la oficina desaparecerá por completo. La situación vivida será el detonante para un debate sobre desarrollo social y tecnológico que debió haberse dado hace años. Por esto se incita a gobiernos para actualizar las anticuadas leyes sobre empleo, así como a reimaginar el desarrollo de las ciudades, en especial, los centros urbanos. Y no es tan absurdo pensarlo, hoy trabajamos de forma remota sin mayores problemas, tramites notariales y bancarios no requieren presencialidad y espacios formales de socialización se hacen vía Zoom, Meet o Teams entre muchos otros.

¿Qué tanto cambiará, realmente, nuestra vida laboral una vez exista una vacuna? El autor cree que dependerá de las condiciones geográficas de cada ciudad así como del manejo a la crisis de salud pública. La oficina podrá ser opcional en grandes ciudades que exigen grandes recorridos y será obligatoria, pero menos frecuente, en ciudades con características distintas. Dependerá del liderazgo empresarial, el interés por el bienestar de empleados y en especial, la necesidad de sus clientes la configuración de la nueva oficina.

Es muy posible que para muchos, la oficina deje de ser un “segundo hogar” y se convierta en un centro de actividades para clientes y un espacio de reuniones productivas, la oficina tendrá usos mucho más específicos que un puesto de trabajo donde pasar un día completo. ¡Buscaremos más eficiencia y más equilibrio a la vez!

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad