viernes 22 de julio de 2022 - 12:00 AM

Los unicornios colombianos

Image
Columna de
Óscar Rey Vesga

En un momento sin precedentes para el país desde lo político, económico y social, me gusta mucho esa frase que dice: “No se preocupe, más bien ocúpese”, para recalcar que en momentos de incertidumbre o dificultades, siempre existirán quienes ven oportunidades. Hago referencia al adagio, pues hace un par de meses tenemos un nuevo unicornio que acompañará a Rappi en, orgullosamente, decir que una compañía colombiana logró ser valorada en más de 1.000 millones de dólares.

Se trata de Habi, una compañía dedicada al mundo inmobiliario, pero con un disruptivo modelo. En su página web, se comprometen a comprar y pagar su vivienda a precios justos y en máximo 10 días, haciendo todo de forma virtual con tan solo una visita al inmueble. No hay necesidad de vendedores, intermediarios o complicados documentos en notaría. Manifiestan inclusive que comprarán el inmueble aun con embargos o problemas legales. El exitoso concepto termina en que la startup remodela la vivienda para ponerla en venta nuevamente. Hoy cuenta ya con presencia en Colombia y México, 15 ciudades y más de 1.000 empleados. Sin duda un logro, pero las oportunidades no se acaban, pues hay otras 10 compañías que podrían convertirse en los próximos unicornios colombianos: Addi, La Haus, OnTop, Platzi, RobinFood, Playvox, Frubana, Liftit, Merqueo y Tul son apuestas de las que tendremos que estar pendientes en el futuro cercano.

Tendremos que acostumbrarnos también a palabras como fintech (tecnología financiera), foodtech (referente a alimentos), logtech (para la logística), retailtech (al comercio) y ahora proptech (mercado inmobiliario) para entender que no son compañías tradicionales; desde un curso en Platzi hasta fruver en Merqueo, estos modelos disruptivos usan tecnologías para su éxito. Adicionalmente, para estos nuevos millonarios, su misión, según KPMG, no es hacerse rico a toda costa; es buscar como filosofía un negocio sostenible, que se preocupe por la sociedad y por el medio ambiente.

Esperemos entonces que sigan creciendo las oportunidades para estos nuevos emprendedores, en un país que tanto los necesita. Más allá de preocupaciones, que los unicornios nos reten a ocuparnos, buscando oportunidades.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad