viernes 29 de septiembre de 2023 - 12:00 AM

Óscar Rey Vesga

Mentiras y política en era de la Inteligencia Artificial

Image
Columna de
Óscar Rey Vesga

Si están preocupados por el futuro del país, de cara a las próximas elecciones y las que sigan, deberían estarlo. Vivimos en un contexto político ya polarizado, en donde todo exacerba divisiones y mina la confianza en los procesos electorales. En un futuro no muy lejano tendremos aún más influencia de la desinformación y la propaganda “sintética”, impulsada por los avances en la inteligencia artificial generativa.

Esto es el aumento en la cantidad y la calidad de la desinformación utilizando la tecnología con deepfakes o videos manipulados, textos altamente personalizados y audio sintético, generado todo por una IA. Ya hemos visto en redes sociales lo que se puede hacer con textos, imágenes y videos. Y no es tanto el desafío de identificarla, es el caos que puede causar hasta que se aclare y lo que impacta negativamente la calidad del debate político. Como ciudadanos, tenemos la responsabilidad de ser críticos y discernir la información que consumimos. Debemos verificar las fuentes, buscar información de múltiples perspectivas y estar alertas ante contenido que parezca sospechoso. No creamos en todo lo que nos llega, aún si estamos de acuerdo o no con esto, venga de un familiar, chat de trabajo o amigos, del medio querido u odiado y hasta de las “bodegas” en redes sociales.

Tan serio es este riesgo, no solo en Colombia, sino en el mundo que desde redes sociales y empresas de tecnología combaten este tipo de propaganda hasta medios como The Economist que ha dado un gran despliegue a los retos y riesgos de estas tecnologías frente a elecciones en distintos países en el planeta. En donde en lugar de polarizar, trabajemos para unir a un sociedad en torno a valores democráticos y al respeto de las diferencias. Hago entonces un llamado para exigir un discurso político basado en hechos y en el respeto mutuo, a exigir transparencia y responsabilidad a nuestros líderes. No más carreta y retórica. Y esto aplica para

Gobernantes, candidatos, instituciones, líderes sociales e inclusive a los medios.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad