viernes 17 de junio de 2022 - 12:00 AM

Metaversidades para el futuro

Image
Columna de
Óscar Rey Vesga

¿Se estará creando un movimiento en donde la educación deje de ser un modelo presencial hacia uno que se mueva entre lo físico, virtual y ahora también simulado?

El concepto de “metaverso”, y que este sea el futuro del internet, es complejo de entender. Piensen en mundo idéntico al real, en donde se puede asistir a una reunión de trabajo, hacer una vuelta bancaria o comprar algún producto. Lo único que se requiere es unas gafas inteligentes y unos guantes con sensores.

Con una inversión gigantesca de Facebook, diez universidades en Estados Unidos crearon una versión “gemela” de sus campus llamada “metaversidad”. Según una de las participantes, es un espacio con todos los beneficios de la universidad física, pero a un menor costo, lo que les permitiría dar educación de calidad a millones de estudiantes. Otra participante adiciona que también permitirá hacer cosas que son poco viables en el mundo físico, el sueño es un espacio más experiencial y asequible. Conocer y vivir un campus en detalle, con sus estudiantes y docentes, de forma virtual.

En el olvido quedarían Zoom y Teams para el aprendizaje. La experiencia de aprendizaje irá creciendo de forma exponencial y se parecerá más a juegos como Zelda, GTA o Gran Turismo. Imagine la calidad de estos juegos, pero aplicado a conferencias, bibliotecas o laboratorios; manipulando objetos 3D, haciendo experimentos científicos o explorando lugares históricos. Aquí en Colombia, según la Universidad Sergio Arboleda, estos han hecho sus primeros pinitos en el metaverso, aunque no pude encontrar en la web oficial link a su creación simulada, es un interesante esfuerzo de su facultad de educación.

Si ya hoy nuestros jóvenes se comunican con sus avatares en Snapchat y en juegos como Roblox y Minecraft, estos nuevos espacios de aprendizaje “productivos” permitirán trabajar, compartir socialmente y casi cualquier otra actividad que se hace de forma física y muchas otras que hoy no logramos aun imaginar. De pronto tendremos un futuro con un ecosistema para el aprendizaje que no solo prepare a los trabajadores, sino que soñemos también con construirlo.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad