miércoles 06 de noviembre de 2019 - 12:00 AM

Misión Paz Escolar

Combatir el acoso escolar no es solo castigar al agresor, es entender su actuación, también es darle herramientas a la víctima, así como responsabilizar a todos aquellos que por acción y omisión hacen parte del problema.
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Óscar Rey Vesga

¿Quién no sufrió de acoso escolar cuando estaba en el colegio? Creo que todos, de una u otra forma. Sin embargo, he oído decir a muchos padres que ahora le paramos demasiadas bolas a este problema que todos vivimos en el pasado; que los niños de hoy deben arreglárselas por ellos mismos; que si no son capaces de aguantar una chanza, cómo se enfrentarán al mundo real. De alguna manera, estos comentarios en cierto contexto son reales, pero lo que nosotros no vivimos fue la inmediatez y lo viral que la existencia de las redes sociales otorga. Una fotografía comprometedora puede tener efectos devastadores para cualquier persona, inclusive para los adultos. Tristemente, hemos tenido que ver en las noticias los resultados de no estar haciendo nada para contrarrestar este flagelo del mundo moderno de hoy.

Esta semana, Facebook, en compañía del Ministerio de Educación y de Red PaPaz lanzaron el programa “Misión Paz Escolar”, un programa que utiliza la realidad virtual para proveer herramientas, a estudiantes mayores de 13 años, para enfrentar situaciones de bullying en la vida real o virtual. El programa que ya ha sido implementado en México con buenos resultados, llega a Colombia, en parte, por los altos índices de acoso identificados por la red social.

Haciendo un recorrido por la plataforma, los invito a que lo hagan, se puede ver que a través de una serie de preguntas iniciales, que miden la capacidad de los adolescentes para enfrentar situaciones de acoso, identificar riesgos así como entender la responsabilidad que deben asumir, plantea una serie de situaciones en donde se va desarrollando un juego que, poco a poco según sus decisiones, va mostrando a estos jóvenes la posición ideal para enfrentar, sin violencia o agresiones, un ataque de un compañero o inclusive adulto.

Combatir el acoso escolar no es solo castigar al agresor, es entender su actuación, también es darle herramientas a la víctima, así como responsabilizar a todos aquellos que por acción y omisión hacen parte del problema. Solo haciéndolo un problema de todos, podremos combatirlo.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad