miércoles 13 de enero de 2021 - 12:00 AM

Ojo, WhatsApp venderá nuestros datos

Colombia debería ya, con sus entes reguladores, entender las implicaciones del medio de comunicación más grande del país, recuerden: nada es gratis, aquí estamos pagando con nuestros datos e información personal.
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Óscar Rey Vesga

Muchos amigos y conocidos me han preguntado sobre la exigencia de aceptar los nuevos “términos y condiciones” para utilizar WhatsApp. Es cierto, desde finales de diciembre todos sus usuarios recibimos un ultimátum: aceptamos las condiciones o desinstalamos el mundialmente conocido App. Las nuevas condiciones hacen explícito que podrán compartir todos nuestros datos con su dueño, Facebook, y sus aliados comerciales. Muchos usuarios ya tuvieron que aceptar entregar datos como ubicación, lista de contactos, tipo de dispositivo, historial de compras y datos de uso entre otros. Para quienes están más preocupados por los chats, videos o imágenes que envían, estos están encriptados por lo que nadie, en teoría ni el mismo Facebook tiene acceso a este contenido. Los datos recolectados se usarán para tener publicidad mucho más personalizada tanto en Facebook como Instagram, utilizando la información recolectada de WhatsApp.

La historia no termina ahí, la actualización de los “términos y condiciones” depende de cada país y de cómo cada uno de ellos exige a estas compañías de limitar su uso. Por ejemplo, las leyes en Europa son mucho más estrictas frente a qué se puede compartir con la compañía fabricante y qué no, mientras en Estados Unidos se permitirá a WhatsApp integrarse con otras aplicaciones del mismo dueño, en Europa esto no es permitido. El objetivo de la compañía es monetizar el aplicativo, supuestamente gratuito, que cuenta con más de 2 billones de usuarios. Colombia debería ya, con sus entes reguladores, entender las implicaciones del medio de comunicación más grande del país, recuerden: nada es gratis, aquí estamos pagando con nuestros datos e información personal.

Es muy probable que miles de usuarios migren a usar plataformas sustitutas. Signal es una app de la que empiezan a hablar con fuerza. Con las mismas funciones de todos, es compañía sin ánimo de lucro y con un claro foco en privacidad. Ojalá que el mundo levantara su voz frente a este cambio, que la privacidad es más importante que un servicio gratuito y de pronto, de carambola, tuviésemos más conversaciones cara a cara.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad