viernes 13 de octubre de 2023 - 12:00 AM

Óscar Rey Vesga

¿Preocupado por la factura de energía?

Image
Columna de
Óscar Rey Vesga

¡Debería estarlo! El gobierno ha dejado clara su estrategia de transición energética, aunque desafortunadamente también su incapacidad para planear, su visión autoritaria y su desinterés por el sector privado en el manejo de este vital servicio público. Muy a lugar con un nuevo fenómeno de El Niño frente a nosotros y con los costos de energía subiendo sin parar, las energías renovables son la única solución que tenemos en el mediano y largo plazo para nuestras casas e industrias.

Afortunadamente, y no fue planeado en este gobierno, hay beneficios tributarios tanto para empresas como para personas naturales, así como tasas preferenciales de financiación para quienes empiezan a pensar, no tanto en ayudar a la transición energética, sino en que el apagón que vivimos hace 30 años no se vuelva una realidad. Hoy tenemos el agravante que los comercializadores de energía tienen problemas con sus contratos, no hay proyectos de generación nuevos, se fueron los expertos y un largo etc. No veo una opción distinta a que actuemos ya, no esperemos a que el gobierno nos deje prendiendo velas nuevamente.

Si quieren averiguar un poco, antes de contratar sus paneles, Google Maps nos ayuda con esta tarea. Este servicio puede calcular el potencial solar de nuestros techos y puede calcularnos el ahorro que tendríamos al instalar paneles solares. Con imágenes aéreas, calcula ángulos del tejado, presencia de árboles y sombras, combinando esto con datos sobre patrones regionales y los costos de electricidad de la región para establecer el posible ahorro. Me pondré entonces en la tarea, cambiar el consumo de gas por eléctrico y a ser consientes, no solo del costo para nuestra economía, sino del riesgo que tenemos de quedarnos sin luz.

No estamos aún preparados para vivir en un mundo en donde los recursos naturales se respeten sobre todas las cosas. La explotación del petróleo, gas, carbón y agua son necesarias para nuestro bienestar y el desarrollo del país. No seamos ilusos, la transición hacia un mundo impulsado por energías renovables tiene importantes desafíos que aún no han sido resueltos.

Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad