miércoles 15 de mayo de 2019 - 12:00 AM

¡Que Facebook se acabe!

Hughes ruega porque se creen regulaciones que la obliguen a prevenir posibles abusos de poder de la compañía o de su fundador
Image
Columna de
Óscar Rey Vesga

¡Facebook es hoy muy grande y muy poderoso! Esto dijo su cofundador Chris Hughes, que por supuesto ya no trabaja en la compañía, en un reporte explosivo publicado por el New York Times. El amigo de su dueño mayoritario, Mark Zuckerberg, subraya todas las equivocaciones que la compañía ha tenido en los últimos años, para concluir que se debería obligar a la compañía a ser divida en compañías más pequeñas.

Facebook cuenta con tres billones de usuarios sumando Facebook, Instagram y WhatsApp, que ya son de su propiedad. Hughes en su reportaje ruega porque se creen regulaciones que la obliguen a prevenir posibles abusos de poder de la compañía o de su fundador.

Y es que su mensaje no es menor. La estrategia para mantenerse en el poder es simple, comprar o copiar lo que pueda significar una amenaza en el futuro. El resultado es que no existe una red social medianamente importante creada en los últimos ocho años.

Facebook demostró que tiene la capacidad de cambiar culturas, influenciar elecciones y empoderar extremismos. Al ser atacado por el poder que ostenta, la compañía respondió haciendo un recuento de la importancia que tiene para la pequeña empresa, para las entidades sin ánimo de lucro, así como para el usuario del común que la usa como medio de entretenimiento e información. Alegan hábilmente, además, no ser un monopolio, pues los productos de calidad entregados al consumidor final son completamente gratuitos, son financiados a través de la publicidad.

¿Hasta dónde puede ejercer poder una compañía o un humano? Desde lo gubernamental y legal es simple, definir reglas claras frente al uso de internet en el mundo de hoy. Desde lo social, la solución es mucho más compleja. ¿Usar o no Facebook? ¿Es bueno o malo? ¿Para qué me es realmente útil?

Mi aporte muy personal. Creo que usado de forma moderada, en lo personal y laboral, WhatsApp es realmente útil; no tengo ni quiero tener Instagram y muchas veces he pensado en cerrar mi cuenta de Facebook.

¡Es una cuestión de decisión!

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad