viernes 08 de diciembre de 2023 - 12:00 AM

Sobre el cambio climático

Compartir

Vivimos en un mundo de visiones opuestas, donde las diferencias de opinión a menudo nos llevan a etiquetar al otro de ignorante, el cambio climático no es la excepción. Santurban, transición energética, agricultura y deforestación son tan solo algunos de estos ardidos temas parte de la gran división no solo de ambientalistas, gobierno, comunidades y sector privado, sino también de los ciudadanos del común que opinan fervientemente en estas técnicas áreas. Finalmente es un fenómeno global que no es una excepción a la regla de la división; se ha convertido en un campo de batalla de creencias y estrategias, donde cada parte sostiene su verdad como la única válida.

Es esencial que adoptemos un enfoque más matizado y analítico en ejemplos dispares como el interés colombiano en adoptarlo, mientras disminuye drásticamente en Wall Street así como aún lo debate la COP28 buscando salvarnos del exterminio total del planeta. A pesar de que Colombia y su gobierno, no todos, muestran este interés, representa una pequeña fracción del mercado global contrastando con Wall Street, donde recientemente The Economist publica una disminución en el entusiasmo por las inversiones ESG, posiblemente debido a rendimientos decepcionantes y cambios en la percepción del mercado. Este contraste subraya una tensión clave: ¿Cómo equilibramos las necesidades económicas inmediatas con la urgencia de abordar el cambio climático?

La COP28 que se lleva a cabo esta semana espera marcar un punto de inflexión en el compromiso global para reducir y potencialmente eliminar los combustibles fósiles. Si bien es una meta ambiciosa, refleja la creciente conciencia de que el cambio climático es una realidad que no podemos seguir ignorando. Poco podremos hacer para el resultado de la conferencia en un par de días, pero si podemos reflexionar y tomar una posición informada, pero no radical. ¿cómo puede contribuir, asi sea una pequeña medida, a un futuro más sostenible y equitativo?

Esto no es solo un desafío científico o político; es una invitación a repensar y redefinir nuestras prioridades y acciones. No es momento de etiquetas ni de divisiones, sino de diálogo, comprensión y acción colectiva.

Noticias relacionadas:

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad