miércoles 20 de noviembre de 2019 - 12:00 AM

Sobre el gasto en educación

si bien es importante pagar mejor a nuestros do-centes, brin-dar más for-mación y te-ner una infra-estructura acorde con necesidades , nada de esto sirve si los resultados no mejoran
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Óscar Rey Vesga

Celebro con beneplácito que se haya otorgado a la educación el presupuesto más alto en su historia, son $44 billones que corresponden al 16% del presupuesto total de la nación. Ya la Ministra ha hecho pública su intención de utilizar estos recursos para cumplir los pactos con la mesa de diálogo, la nueva bonificación docente, más formación, inversiones en infraestructura y funcionamiento. Es un momento oportuno para cuestionarnos cómo medir el éxito en pro de la educación en nuestro país. ¿Qué resultados obtendremos, más allá de compromisos ya adquiridos, de esta astronómica suma?

Tenemos que dejar de medir el éxito de una gestión por el “esfuerzo” y empezarlo a medir por sus “resultados”. Eso significa que si bien es importante pagar mejor a nuestros docentes, brindar más oportunidades de formación y tener una infraestructura acorde con las necesidades de hoy, nada de esto sirve si los resultados no mejoran de manera considerable. Ya existen diversas hojas de ruta que nos pueden evitar enfrascarnos en debates menores y buscar la mejor en resultados sostenibles. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, que ya fueron trabajados en un documento Conpes por el gobierno anterior, las Pruebas PISA y localmente, mantener las Pruebas Saber y analizar sus resultados. El reto ahora es calidad educativa, permanencia en el sistema educativo, equidad de genero, educación orientada al empleo, acceso a la universidad, entre muchos otros.

Si con este nuevo presupuesto, una institución educativa recibe nuevos recursos para invertir en infraestructura, ¿con qué resultados se compromete? Si un docente recibe una bonificación o financiación para estudios avanzados, ¿cómo se va a transferir esto a sus estudiantes? Los maestros piden que su labor se dignifique, no es solo responsabilidad del Estado, es compromiso de todos, pero de la misma forma es exigirle compromiso, calidad, comportamiento y resultados.

Mucho se habla de acortar la brecha entre educación pública y privada, existen los recursos, nuestros propios recursos; es ahora momento de hacernos responsables y exigir resultados, con solo esfuerzos no se alcanzan metas.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad