miércoles 11 de noviembre de 2020 - 12:00 AM

¡Un nuevo y absurdo mundo!

¿Es este el mundo en el que queremos vivir? (...) A quienes somos padres, les recuerdo que nuestros hijos son fiel copia de lo que les enseñamos, somos su ejemplo, su modelo.
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Óscar Rey Vesga

Un par de eventos ocurridos en la última semana nos han mostrado cómo hemos cambiado nuestra forma de vivir la vida. Por supuesto, el primero fue la elección del nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, mientras que Donald Trump dice, sin pena alguna, “yo soy el nuevo presidente, yo gané y no voy a dejarme sacar”.

De forma sorprendente, CNN, ABC, CBS, NBC y hasta Twitter manifiestan su abierto desacuerdo con los comentarios del presidente. Las cadenas de noticias deciden sacar del aire su discurso con comentarios falsos mientras Twitter etiqueta sus tuits con mensaje que advierten sobre la falsedad de sus mensajes. En un entorno más cercano, es destituido el presidente del Perú, Martín Vizcarra, por actos de corrupción. Sin siquiera sonrojarse, dice que sale del palacio de gobierno con frente en alto y sin ninguna prueba en contra.

Los eventos anteriores son una muestra más de cómo el mundo es ahora blanco o negro; supremacista o izquierdista. Vivimos un mundo en donde confundimos la libertad de expresión con decir lo que sea sin asumir responsabilidades. ¿Es este el mundo en el que queremos vivir? Lleno de odios, polarización, baja capacidad de escucha, pero siempre dispuestos a una buena pelea. A quienes somos padres, les recuerdo que nuestros hijos son fiel copia de lo que nosotros les enseñamos, somos ejemplo para seguir, su modelo.

Tener diferencias es saludable, escuchar y respetar son valores necesarios para el nuevo mundo en el que vivimos. Volviendo a la política estadounidense, en 2008, John Mcain aceptaba su derrota y felicitaba a Barack Obama, mientras sus propios copartidarios lo chiflaban. Con palabras de humildad y llamando al equilibrio, los chiflidos cesaron y llegaron los aplausos. Me refiero a estos eventos internacionales, pues el poder de cambiar nuestro país y el mundo está en quienes hoy ostentan el poder, en quienes hoy voluntariamente o no han decidido polarizar cualquier posición.

Por amor a nuestros hijos y su futuro Biden dijo: es hora de sanar y dejar el odio atrás.

¡Empecemos por casa!

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad