Lunes 15 de Octubre de 2018 - 12:01 AM

Socializar

Columnista: Puno Ardila

Es obligación del Estado que las empresas cuenten con el visto bueno de las comunidades para entrar a afectar el suelo: perforar, explotar, fracturar, invadir...

Y esas empresas, para “cumplir”, usan de manera incorrecta el verbo ‘socializar’, cuando apenas lo que hacen es ‘informar’ o hasta ‘colectivizar’. ‘Socializar’ es lo contrario de lo que hacen las empresas, que, en vez de “dar al Estado lo que es privado”, le quitan al Estado lo público y lo vuelven privado.

¿Qué hacen, entonces, las empresas para “cumplir” con la norma de ‘socialización’ de sus proyectos?

Por ejemplo, la Ruta del Cacao aparece en los salones comunales de las veredas con juguitos de caja y galletas de vainilla a explicar a los campesinos que la nueva vía, de doble calzada, pasará por los puntos A, B y C.

Después, por el correo de las brujas, empieza a saberse que la vía sí une los puntos A y C, pero no pasa por B, sino por X, Y y Z, porque X, Y y Z son predios de los dueños de la región y del país, y que en realidad no será una vía de doble calzada, sino que la Ruta del Cacao será una vía alterna, que beneficiará precisamente a los dueños de los predios X, Y y Z. Ah, y que para solventar los gastos, la vía antigua, en vez de dos peajes, ahora tendrá cuatro.

Otro ejemplo. La Electrificadora de Santander interviene el municipio de Lebrija; reparte algunos volantes y publica un aviso en el que dice que el domingo tal, de cinco a cinco, suspenderá el fluido eléctrico para hacer reparaciones y mejorar el servicio.

Después, por el correo de las brujas, se sabe que el servicio se suspende sábado y domingo, y luego también lunes, y no durante doce horas, sino durante quince. Hay quejas por daños de alimentos, y alguien denuncia por un enfermo que requiere equipo eléctrico de suministro permanente de oxígeno.

¿Habrá reparación? Amanecerá y veremos. ¿Será falta de “socialización”? No, falta de decencia.

Mensæ teguméntum. Apoyamos plenamente las iniciativas a favor de la educación pública.

Autor:
Puno Ardila
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Contactar al periodista
Otras columnas
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad