lunes 24 de junio de 2019 - 12:00 AM

Apuntes para Poirot

¿A quiénes afecta el accionar de la reclamante de tierras? ¿A quiénes favorece su muerte? ¿A quiénes afectan los defensores de las víctimas de Hidroituango?
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Puno Ardila

Ocurrió la semana pasada: el rey propone cerrar las cortes, los Llanos siguen incomunicados, el desempleo disparado, policías atropellan a ciudadanos, asesinan más líderes sociales...

Mientras el Congreso hunde la propuesta de cárcel para los corruptos, el Duque hace en Cannes lo que criticaba de Santos, “[seguir] vendiendo una realidad distinta a la que [sic] se vive en Colombia...”, y anuncia allá que presentará al Congreso un proyecto anticorrupción.

Mientras una reclamante de tierras es asesinada delante de sus hijos, y las redes reviven el trino de Mindefensa (“Los líderes sociales que están siendo asesinados por grupos armados ilegales son en su mayoría criminales dedicados al narcotráfico, por lo que se requiere enfrentar este fenómeno de manera coordinada con los gobiernos locales” [18/05/19], con posterior excusa porque estaba “muy mal redactado que NO representa posición del Ministro...”), las voces oficiales permanecen en silencio, pero salen algunas a hablar de oportunismo: “¿Recuerdan que Petro dijo que las Águilas Negras habían vuelto y no le creímos? Bueno, se me hace que el asesinato de María del Pilar Hurtado por parte de este “grupo” es para culpar y enlodar al gobierno. Es una estrategia para lograr la mirada de organismos internacionales” (@KerguelenSara99 21/06/19).

No hay palabras de solidaridad por la muerte de la líder, ni protestas de quienes claman por la defensa de la familia y por el cuidado de los niños. Son los mismos que, desde el Congreso, enlodados por crímenes propios y de sus familias, buscan beneficios e impunidad para seguir robándose el dinero con el que —precisamente— pueden resolverse los problemas de las familias y los niños.

Mientras esto ocurre, la oficina del movimiento Ríos Vivos, que defiende a las víctimas de Hidroituango, fue asaltada para robar sus archivos y registros, entre ellos, la lista de las personas que trabajan con esta organización.

Los crímenes son fáciles de entender, si se pregunta a lo Hércules Poirot: ¿A quiénes afecta el accionar de la reclamante de tierras? ¿A quiénes favorece su muerte? ¿A quiénes afectan los defensores de las víctimas de Hidroituango? ¿A quiénes favorecerán sus muertes?

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad