lunes 05 de octubre de 2020 - 12:00 AM

Atentados de mentiritas

La oposición sabrá que si sale de las filas este contramaestre deberá asumir como capataza la tía Martuchis, lo que significa salir de Guatemala y caer en Guatepior.
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Puno Ardila

Eso del atentado contra el joven Duque parece que no es más que un burladero de la situación que se le salió de las manos a este muchacho, desconocido hasta hace tres años. Es más, todo indica que la situación del país jamás ha estado en sus manos.

De modo que el cuento del atentado deja la sensación de que es eso, un cuento; porque, si miramos como lo hiciera don Hércules, ¿a quién le interesaría sacar del camino a este, inexperto y con pocas habilidades, salvo un par de destrezas, en nada relacionadas con lo que tiene que saber y saber hacer?

La oposición sabrá que si sale de las filas este contramaestre deberá asumir como capataza la tía Martuchis, lo que significa salir de Guatemala y caer en Guatepior. Y soportar otros dos años con lo que pareciera la nave al garete da la impresión de ser menos grave con aquel que con esta.

Es como creer que a alguien pueda interesarle atentar contra Uribe. Yo no creo que pueda existir torpeza más grande. Quién de la oposición hace cosa distinta de –digo, más bien– cuidarlo como el más grande tesoro, a sabiendas de que si le llegase a ocurrir algún percance grave se convertiría en un mártir, y ascendería otro santo al mundo católico politeísta: “Sanvarito apóstol, el que soñó siempre con vivir todos en el paraíso terrenal”. Y –por el otro lado– sus prosélitos lo adoran, lo idolatran, lo aman; hasta comulgarán como los seguidores del Consejero de Canudos. Así que, entonces, ni pensarlo. Nadie ha de querer causarle daño alguno.

Mensæ teguméntum primus. Si el último párrafo sirve de premisa, preguntémonos por qué no le bajan a ese esquema de seguridad salido de lógica, y salido de presupuesto. Se le puede construir un muro, una fortaleza inexpugnable, y sale más barato.

Mensæ teguméntum secundus. Lo que digo de que “pareciera la nave al garete” como que es la estrategia de gobierno para hacer todo lo que están haciendo, y cuyos nefastos resultados revelará la historia (si acaso entonces permiten que se dicte en los colegios).

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad