lunes 18 de julio de 2022 - 12:00 AM

Faltan agentes con conciencia ciudadana

Necesitamos agentes de tránsito que sean modelo en esta sociedad al garete (...) enseñando y exigiendo, cumpliendo y haciendo cumplir las leyes; no atalayando víctimas para cuadrar su sueldo.
Image
Columna de
Puno Ardila

Alguien dijo sabiamente que el factor más importante en el problema de movilidad de Bucaramanga es la falta de conciencia ciudadana. Estamos de acuerdo. Pero esa conciencia ciudadana no se logra porque sí; eso no viene con el registro civil.

Sí, es apremiante que los conductores entiendan que una vía es pública y no de su propiedad, y que las luces direccionales sirven para indicar que se hará un cruce y no para que el mundo se detenga.

La conciencia ciudadana hace falta, pero para ello se necesita una educación que sustente: si la licencia de conducción estuviera respaldada por un aprendizaje decente y por pruebas de verdad, seguramente no habría tanto patán en las vías; pero sabemos que muchas veces el pase lo entregan con la compra de la moto.

A propósito de educación, hace unos días recibimos una visita institucional. A su llegada, los “grandes” fueron entrando y saludando, pero ninguno de los niños saludó y ninguno de los adultos hizo nada para que —cuando menos— saludaran. La educación debe comenzar por la casa y reforzarse en la escuela y en el trato en la calle; pero ninguna de estas funciona.

Y hay algo que falta, entonces, para que exista la conciencia ciudadana que tanto nos falta: autoridad; que no sea coercitiva ni represiva; hace falta autoridad ejemplarizante. Necesitamos agentes de tránsito y de Policía que sean modelo en esta sociedad al garete. Pero resulta que frente a los agentes se cometen todas las infracciones y ni se mosquean; comenzando por el hecho de que son los mismos agentes los que están dando ejemplo de la comisión de infracciones, así que con qué cara van a llamar la atención. Necesitamos a los agentes enseñando y exigiendo, cumpliendo y haciendo cumplir las leyes y las normas; no atalayando víctimas para cuadrar su sueldo.

Mensæ tegumentum. Mañana martes, 19 de julio, a las siete de la noche en el auditorio Luis A. Calvo de la UIS, Pacho Centeno presentará con La Rondalla Bumanguesa la biografía del gran Alfonso Guerrero, el músico más destacado de Bucaramanga del siglo XX. Entrada libre.

Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad