lunes 27 de julio de 2009 - 10:00 AM

Independencia e identidad

La palabra clave del Gran Concierto Nacional del 20 de julio era ‘identidad’. Esto dijo el ingeniero Roberto Villamizar, melómano, mecenas y gestor:
'Muy triste por lo del concierto. Nuestra música andina brilló por su ausencia en la transmisión nacional.

En TRO sólo se dedicaron a pasar el programa de Ocaña, amenizado por Alfredo Gutiérrez, pero mezclado con grupos como Krápula y Kraken en Bogotá, y Malalma en Bucaramanga: un tipo sin camisa y una mujer contorsionándose al estridente ruido de los instrumentos; un trío de boleros con obras como Czardas (pobre Mozart), Zorba, el griego, y otras obras 'nacionales', como Esperanza, basada en la canción argentina ‘Perfume gaucho’… y tal vez no saben más.

'Unas presentadoras ignorantes de los temas de que hablaban, especialmente de los más importantes, los musicales, y, fuera de eso, el doctor Serpa estuvo tratando de salir amablemente del embrollo con un discurso improvisado y repetitivo al maestro Alfonso Guerrero, que se merecía un homenaje con todas las de la ley, pero, sin duda, la importancia en estas actividades se las dan a los personajes de la farándula y a quienes están frente a la cámara. El resultado es que en estas transmisiones de conciertos lo menos que hay es música, y lo que abundan son los comentarios simplones y desabridos, además de narraciones inútiles, estilo transmisiones de fútbol, en vez de dejar que suene la música.

'Nos quedamos esperando la presentación del ensamble de cuerdas, pero debieron pasarlos en CNN, porque ni en Señal Colombia ni en RCN lo vimos. Y lo más triste de todo es que la directora general del Gran Concierto Nacional es delegada de Funmúsica. ¡Qué ironía! En cambio, la televisión antioqueña, Tele Antioquia, en especial, presentó un excelente programa con bambucos, pasillos, danzas y porros, con la participación de varias bandas municipales y artistas como Guillermo Puerta, y sin que pudiera faltar un par de trovadores desde el municipio de La Ceja. Me imagino cómo será el del año entrante…'

Queda el comentario para meditar y reflexionar. Sabemos que nuestras raíces son diversas, y que lo auténtico de nuestra cultura no tiene milenios como en culturas europeas, pero hemos construido una identidad a lo largo de estos quinientos años de colonia, y debemos defenderla, no abrirnos de piernas sólo porque lo que muestran es extranjero. ¿Por qué deben relegarnos al último lugar sólo porque decimos que defendemos a Colombia y nos identificamos con ella?
Increíble, pero en Colombia, después de quinientos años, seguimos idolatrando lo que venga de fuera. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad