lunes 22 de febrero de 2010 - 10:00 AM

Pobres agentes

Pobres ellos, los agentes, que deben ceñirse estrictamente a lo mandado, y no pueden determinar a partir de su conciencia si está bien o está mal lo que hacen los demás ciudadanos; ni pueden analizar ni tomar decisiones, así sea contra la norma, como hacen los gobernantes, que sin asco le dan botes a la ley y a la Constitución misma; o como los políticos, que salpican las ciudades de su basura promesera sin fundamento y celebran su triunfo –o su derrota– desocupando cajas de aguardiente y emborrachando a todo el mundo, mientras por la ley seca se castiga al pueblo, el mismo domingo de las elecciones.

Los agentes hacen cumplir las leyes, según las órdenes recibidas. ¿Quién lo duda? Pero pobres ellos que, siendo gente del pueblo, campesinos o hijos de campesinos, tienen que caerle a quien busca su pan a fuerza del rebusque. Que toca sacar del espacio público a quienes lo invaden, de acuerdo, así debe ser; pero uno se pregunta por qué, por ejemplo, unos agentes, después de obligar a vendedores ambulantes a despejar la vía, 'ceñidos a la ley' le quitan a un vendedor su mercancía, de esas 'todo a mil'; a un campesino que compraba los útiles escolares para su hijo le quitaron la bicicleta, por encima de los ruegos, porque el fulano no tenía factura de esa miseria de transporte; una mujer los enfrentó, y uno de ellos la amenazó ('le voy a dar por la cabeza'), y como ella ni se inmutó por la amenaza, el agente le quitó la sombrilla que la cubría del sol canicular de las dos de la tarde, con el mismo argumento anterior: 'Cuando presente la factura, se la devolvemos'; y se llevaron también los cordones que otra mujer exhibía en una caña, por la misma razón. ¿Están cumpliendo con la ley? Por supuesto; ¿quién lo duda? Pero, ¿es necesario retener todo lo que esté en la calle sin documentos que acrediten su propiedad? Si es así, podrán empelotar a una persona, porque no hay quien lleve factura de la ropa que trae puesta.

¿Por qué no persiguen a quienes son la raíz del problema, en vez de saciarse con la gente del pueblo? ¿Por qué los agentes incumplen las normas viales, andan sin luces, en contravía, y se pasan los semáforos y los pares, y se transportan en camionetas de platón?

Otra cosa: ¿dónde está la capacidad humana de los agentes?; ¿quitarle una docena de cordones a una señora es hacer cumplir la ley? Lo dudo.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad