lunes 22 de junio de 2009 - 10:00 AM

Por qué no votaré por Uribe (III)

Porque la política de 'seguridad democrática' del Presidente predica y practica el involucramiento de la población civil en el conflicto armado, desconociendo el principio de distinción y otros preceptos del Derecho de la Guerra o Derecho Internacional Humanitario.

Atacó públicamente a los defensores de derechos humanos en Colombia cuando los llamó 'voceros del terrorismo' . Desconoce la existencia de un conflicto armado interno en Colombia, lo que impide la operancia del Derecho Internacional Humanitario, que busca la humanización del horror de la guerra y la protección de quienes no participan directamente en las hostilidades.

Las detenciones masivas, injustas y arbitrarias generan responsabilidad del Estado con indemnizaciones a los afectados mediante el pago de millonarias condenas con cargo al erario, dinero que podría destinarse a otros rubros más importantes. En Cajamarca, Tolima, hubo una masacre perpetrada por el Ejército (y esto ha sido comprobado por la Fiscalía, que profirió resolución de acusación contra varios militares), y el Presidente, en vez de solicitar una investigación a fondo, dijo que se trataba de un error militar, cuando las víctimas habían sido ejecutadas extrajudicialmente.

Hay denuncias serias sobre fraude electoral en los comicios en los que fue electo presidente, y las denuncias no provienen de la oposición, sino de un alto funcionario del Gobierno, el director de informática del DAS. Hay denuncias serias de importantes medios de comunicación sobre vínculos estrechos entre el DAS y los paramilitares, y frente a estas denuncias, el Presidente, en vez de depurar las instituciones y adelantar las investigaciones correspondientes, la emprende contra la prensa, como si quien denuncia el hecho –y no quien lo comete– fuese el responsable del escándalo.

Se ha negado rotundamente a asistir a los actos de reconocimiento de responsabilidad internacional del Estado colombiano frente a las víctimas de violaciones a los derechos humanos cometidas por agentes estatales, no obstante reunir en sí la condición de Jefe de Estado, Jefe de Gobierno y supremo comandante de las Fuerzas Armadas.

La Corte Constitucional tuvo que hacer un llamado de atención al Gobierno frente a la situación del desplazamiento, debido a la falta de protección y desinterés por parte del Estado frente los desplazados, y aún así su situación sigue siendo lamentable. Ha dejado ver su displicencia por la constitución de 1991, y no ha ocultado su interés de modificarla, e incluso sustituirla, a pesar de que es considerada la carta política más proteccionista y garante del mundo.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad