lunes 10 de noviembre de 2008 - 10:00 AM

Soy del 13

Las encuestas dicen tantas cosas… que sabe mejor Coca Cola que Pepsi, que canta mejor Shakira que Nana Mouskouri, y que en Bucaramanga casi no hay desempleo, y que somos el pueblo feliz; que la gente ama a Uribe, y que Yidis y Teodolindo son unos 'patinchados', mentirosos y boicoteadores; que las colombianas prefieren el terrible 'Homenaje a Carolina Herrera', y que todos se mueren por ver novelas y 'realities', partidos de fútbol y conciertos de Jorge Barón, con ese egocéntrico presentador con muchos abriles y canciones que aplauden el horror social y el mal gusto.

Pero ahí está la gente; de eso no cabe la menor duda. ¿Cómo puede negarse que prefieren el bochinche de las ferias al placer infinito del silencio? ¿Cómo pueden dejar de asociarse la publicidad y las pasarelas con esos intentos musicales que sacuden automóviles los fines de semana? ¿Cómo puede negarse que en este país la política y los medios de comunicación están ligados a rancheras norteñas y a todo lo que esa apología del delito conlleva? Por eso hasta 'La Vallenata' ('tatatá', como dice Jirafales) suena más corridos prohibidos (¿prohibidos?) que baladas con acordeón, que están tan de moda en todo el país.

¿Y dónde queda ese 13% restante? A nosotros no nos han preguntado en encuesta alguna si nos gusta un berrenchín de perfume, o si tomamos de esta gaseosa o de la otra, o si estamos de acuerdo o no con la reelección 'per sécula seculórum', o con la autenticación de la pena de muerte a cambio de dádivas del Estado, o con lo importante de contar con setenta aumentos en el precio de la gasolina para salir a pasear por las carreteras del país; si nos divertimos o no con los berrinches dictatoriales del Presidente; si nos parece bien presentado que toda su cohorte esté untada hasta los tuétanos y las encuestas lo dejen aún en 87% de popularidad (y tal vez aumente).

Yo formo parte de los colombianos que no hemos sido encuestados; de quienes creemos en la idea de la meritocracia, aunque en casos como el del Hospital del Socorro les tenga a los políticos los ijares ardiendo. Soy de ese porcentaje que tal vez se reduzca a cero sin que nos hayan preguntado si estamos o no de acuerdo, porque en este país maniqueo no hay terceras opciones: Coca Cola o Pepsi, pero no saben que preferimos el refajo 321 donde Ofelia. Eso sí que sabe bien.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad