jueves 04 de febrero de 2010 - 10:00 AM

Bayly

Jaime Bayly es un periodista de origen peruano que hace poco incursionó en el periodismo colombiano en medios de comunicación tan acreditados como la cadena de televisión NTN 24 horas y en las revistas Semana y Caras donde publica sendas columnas.

Es un individuo diferente a muchos comunicadores sociales: se mofa de si mismo sin ambages; es cáustico e irreverente y en mi opinión también es pendenciero. A pesar de esto y por esto, ha generado una gran expectativa en la sociedad. Por los informes que se conocen, donde se mide el nivel de aceptación, su estilo y profesionalismo han calado en nuestra comunidad y tiene buena acogida. Como se trata de una modalidad distinta de hacer periodismo, estimo que no está mal salirse de vez en cuando del cliché ortodoxo del periodismo -siempre respetable- y disfrutar de la informalidad de la que hace gala Bayly. Me ha llamado la atención en particular su capacidad de investigación, la buena información que maneja, siempre actualizada y de primera mano, así como su fundamentación argumentativa, pilares necesarios para hacer un buen periodismo. En resumen, el tipo cae bien con su estilo urticante como periodista y procuro observarlo y leerlo para conservar esa impresión. A manera de ejemplo debo referir que hace un par de días por NTN 24 horas descalificó a un sujeto venezolano que se dirigía a nuestro país de manera insolente. Como aparecía en televisión con un parche en el ojo derecho, lo llamó 'tuerto cabrón', lo retó y le exigió respeto para los colombianos. Por esa circunstancia le doy gracias de antemano en nombre de todos mis paisanos, pues acá somos tan pusilánimes que debemos esperar a que un periodista extranjero amigo, lo haga por nosotros.

Ahora bien, como todo en la vida 'nadie es monedita de oro para gustarle a todo el mundo' y en su caso estoy seguro que habrá un buen número de personas que descalifican sus procedimientos, su lenguaje hasta en su vida privada pretenderán meterse para cuestionarlo. Eso ocurre en todas partes, aún más con las personas que por su profesión se exponen con regularidad a la vista del público. Pero no creo que eso amedrente o le haga mella a Jaime Bayly. Sin embargo, a todo periodista, incluido el mencionado, hay que recordarles que la voz y la pluma son armas de su profesión, todos deben tener presente esa vieja leyenda de los aceros toledanos: 'no me saques sin razón, ni me envaines sin honor'.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad