jueves 23 de septiembre de 2021 - 12:00 AM

Cadena Perpetua (2)

De contera los colombianos quedamos sin una pena de alto calibre que disuada a la manada de salvajes que atentan de manera permanente contra la niñez.
Escuchar este artículo

¡Vuelvo e insisto! ¿Cuál dignidad puede tener un sujeto, un miserable que arruina la vida de un inocente, infante o adolescente que es abusado, violado o asesinado por un degenerado que se aprovecha de la ingenuidad, de la inocencia de un ser humano que se encuentra en inferioridad de condiciones al abusador? Sería bueno saber cuáles son los programas de televisión o los noticieros de radio y demás medios de comunicación que miran o escuchan los magistrados de la Corte Constitucional que dan cuenta de estos crímenes. Son a diario, en un promedio muy alto las víctimas de estas malsanas conductas quienes son arrastradas a estos pozos de vergüenza, de donde es muy difícil salir adelante, por las laceraciones físicas y mentales que tales aberraciones producen en el ser humano.

No hay una política pública, un direccionamiento legal debidamente orientado que resocialice a estos delincuentes, porque ahí en la cárcel entra un criminal y sale otro peor. ¿O ustedes son de los que creen que si Garavito obtiene su libertad, va a salir regenerado y listo para reintegrarse como alma buena a la comunidad? Yo no lo creo. Esos son individuos irrecuperables. Muy respetable la sentencia de la Corte Constitucional que hay que acatar pero en mi criterio poco convincente, por desconocer todo lo que con anterioridad se ha observado. De contera los colombianos quedamos sin una pena de alto calibre que disuada a la manada de salvajes que atentan de manera permanente contra la niñez.

No comparto el argumento de algunos abogados que estiman que estas penas no ayudan a combatir estos delitos. Ellos están listos y prestos a defender a estos victimarios apelando a diferentes leguleyadas para amparar a estos hampones. Soy de los que creen que imponiendo castigos severos como la cadena perpetua apartan a los transgresores de estos comportamientos. Creo que lo que existe es un interés pecuniario. Yo sí creo que desestimulan esos delitos. Así existan ahora penas que están sobre los 60 años de prisión, o cadena perpetua de facto o de hecho.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad