jueves 10 de octubre de 2019 - 12:00 AM

Caos democrático

No podemos confiar en el juicio -si acaso lo tienen- de muchedumbres demasiado ligeras, ignorantes, comprables y corrompidas
Escuchar este artículo

Para hablar de democracia en este país a lo primero que apelamos es al artículo 3 de nuestra Constitución Política, que reza así: “... la soberanía reside exclusivamente en el pueblo, del cual emana el poder público...”. Si recurrimos al Diccionario de la Real Academia Española, nos precisa que ese sistema político es una “...doctrina favorable a la intervención del pueblo en el gobierno...”.

Y así sucesivamente pudiéramos consultar diferentes textos que coinciden en la filosofía que identifica en el papel, la aspiración de los ciudadanos a sentirse gobernados por un régimen que de acuerdo con lo que alguna vez afirmó el filósofo ateniense Platón, “... es el peor de los buenos gobiernos, pero es el mejor entre los malos...”.

Si eso sostenía hace más de 20 siglos este gran pensador, hoy se espantaría en Colombia con las nuevas y corruptas conductas electorales, estimuladas y patrocinadas por grandes barones politiqueros, quienes con total descaro las avalan: trashumancia electoral, empresas de compra de conciencias y votos, polarización política, etc. Y uno se pregunta: ¿dónde están las sanciones sociales y jurídicas para esos sujetos, directores de tales carteles, denunciados públicamente sin ninguna consecuencia? Lo anterior ratifica mi pensamiento, y quizás el de muchos, de que todo este escenario asquiento se identifica con la teoría atribuida a Sócrates -maestro de Platón- conocida como de las “Coles Podridas”: de 20 coles podridas, 11 es la mitad más 1, mayoría absoluta. Esa es esta democracia.

No podemos confiar en el juicio -si acaso lo tienen- de muchedumbres demasiado ligeras, ignorantes, comprables y corrompidas, que en breves espacios de tiempo piensan y actúan de diferentes maneras, de acuerdo a sus conveniencias y a las de sus mentores. Por eso es que alguien decía que el pueblo en estas condiciones es una bestia aparejada sobre la que monta el más tramposo o el más fuerte.

Si alguna duda les queda, pregunto si vieron el programa Séptimo Día del domingo anterior, dirigido por el periodista Manuel Teodoro y titulado “La Fuga” que detalla los pormenores de la volada de la ex congresista Aída Merlano. ¿No les parece suficiente?

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad