jueves 10 de junio de 2021 - 12:00 AM

Defensa del periodismo

Siempre existirá la mano cobarde y oculta que busca impedir que salgan a la luz pública la realidad de ciertas conductas que mortifican a los que están en los gobiernos, a los bandidos...
Escuchar este artículo

En una sociedad libre, democrática y participativa la prensa debe gozar de esas características y tener la garantía de que las autoridades velarán por su cumplimiento. Cuando la imprenta vive libre, la calumnia es nula. A esta noble y compleja profesión se le ha pasado una cuenta de cobro alta e injusta durante estos últimos años por parte de algunos gobiernos y de los violentos, amparados en el vil argumento de que más vale un periodista muerto o secuestrado que obrar independiente informando y opinando sobre la realidad del acontecer diario. Esto ocurrió hace poco en Venezuela cuando el régimen tiránico de Nicolás Maduro ordenó embargar las instalaciones del diario El Nacional de Caracas por informar sobre actos de corrupción de Diosdado Cabello, otro sátrapa del grupo. No olvidar la actitud valerosa de estos profesionales que transmiten hechos dolosos que afectan la comunidad de la que hacen parte.

La libertad de prensa debe entenderse por todos los asociados como la posibilidad que tiene el hombre de dar a conocer sus ideas por cualquier medio, y en este sentido ningún poder puede ni debe dañar ese derecho natural pues lo que hace el periodista es entregar la verdad que ha descubierto y que los ciudadanos estamos interesados en conocer. Dentro de este contexto la labor del periodista, como en el caso Venezolano que acabamos de referir, país con múltiples problemas no es tarea fácil. Siempre existirá la mano cobarde y oculta que busca impedir que salgan a la luz pública la realidad de ciertas conductas que mortifican a los que están en los gobiernos, a los bandidos, o a los que se escudan en su posición social o política para saquear el erario o para hacer alianzas indebidas y así destacarse en el ámbito público. Defendiendo el buen ejercicio del periodismo estamos respaldando la libertad, valor fundamental para la realización del hombre, sojuzgada en algunos regímenes anacrónicos con perfil de dictaduras que ojalá estén en vías de extinción por limitar o no permitir abusivamente la prensa libre y los derechos que de allí se deriven.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad