jueves 20 de agosto de 2020 - 12:00 AM

Reflexiones

De Simón Vélez, el arquitecto genio de la construcción en guadua: “¿Cree en un gran arquitecto del universo? Yo no pienso en eso. Pa’ negar a Dios hay que tener fe.
Escuchar este artículo

En los ratos de solaz o descanso que me tomo cuando culmino el teletrabajo que nos impuso la peste, he decidido colaborar con lo inevitable, ocupando parte de mi tiempo en revisar los pensamientos de distintos prohombres que me han colaborado a mitigar el enclaustramiento. Estos personajes son de diferente perfil, y lo que pretendo en esta columna, es mencionar algunos de ellos para la reflexión. En verdad los admiro, aprecio su valía en el mundo, porque lo que hicieron o hacen goza de autoridad y de consideración para todos, y entre los de su clase. El neurofisiólogo Rodolfo Llinás afirma: “A la realidad no hay que tenerle miedo. Si no se le tiene miedo, la realidad a uno lo quiere. Si uno le tiene miedo a la realidad, la realidad le hace pistola a uno...” (...) La religión católica es la multinacional más poderosa y antigua del planeta, con más de 2000 años...” (...) “Yo pienso que la vida es medio sueño. Entonces siempre se está soñando...”.

De Simón Vélez, el arquitecto genio de la construcción en guadua: “¿Cree en un gran arquitecto del universo? Yo no pienso en eso. Pa’ negar a Dios hay que tener fe. Y yo de eso no tengo, ni pa’ lo uno, ni pa’ lo otro. Me importa lo mismo que yo le importo a Dios, o sea, nada”. Sobre la educación expresa: “Un profesor no puede pagar el parqueadero donde deja el carro pa’ dictar la clase que dicta con lo que le pagan por dictarla. Ni puede pagar la educación de su hijo donde dicta las clases... Así es muy fregado...”.

De Mario Laserna Pinzón, en el prólogo a la obra de Nicolás Gómez Dávila, Escolios a un texto implícito- Selección. Pregunta a Nicolás: ¿Dónde y como se inician sus elucubraciones? Una vez surgen ciertos temas, mi mente los elabora de acuerdo con estos señores- señalaba su biblioteca- y es sobre esa materia prima que yo trabajo. Es la mente la que suministra sus propias experiencias y vivencias, que luego se convierten en temas de reflexión”. Ahí les dejo lo anterior.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad