jueves 14 de enero de 2021 - 12:00 AM

Trump: un portazo

A Trump se le recordará no solo por su agresividad, mentiras y mal gobernante sino por generar un gran riesgo para el mundo civilizado que él desconoce, ya que el presidente de los Estados Unidos tiene la posibilidad de acceder a los botones nucleares...
Escuchar este artículo

Tal y como lo han dicho diferentes medios de comunicación en sus crónicas y editoriales, Donald Trump quiso matizar su despedida del cargo, dando un portazo, no solo al desconocer de manera olímpica y sin pruebas el triunfo de Joe Biden, sino además golpeando de manera grotesca la democracia americana que por lo que se conoce no había tenido un desplante de esa naturaleza desde la creación de la Unión en la Constitución de 1787.

El incitar a la toma del Capitolio donde sesionaba el Congreso para ratificar los resultados del Colegio Electoral de la pasada elección, muestra hasta donde puede llegar la egolatría y desestabilización emocional de un individuo, lo cual confirmó su incapacidad para gobernar y ausencia de ponderación, y el inmenso riesgo que significa apoyar a un populista que coloca el bien particular por encima de los intereses generales de toda una nación. ¿Qué mensaje se les da a las nuevas generaciones?

Quizás sirva de lección a quienes respaldan ese tipo de proyectos, los cuatro años de un gobierno que ya se califica como el peor en la historia de los Estados Unidos. Por lo general todo presidente al finalizar su mandato deja un legado al país como prueba de su trayectoria para que sirva de hoja de ruta, si a bien lo tienen sus sucesores. En este atípico caso no existe este tipo de herencia. A Trump se le recordará no solo por su agresividad, mentiras y mal gobernante sino por generar un gran riesgo para el mundo civilizado que él desconoce, ya que el presidente de los Estados Unidos tiene la posibilidad de acceder a los botones nucleares que en manos de una persona de su carácter pueden producir una catástrofe mundial.

Ya se está estructurando una acusación o juicio político cuyo propósito es destituirlo o inhabilitarlo hacia el futuro para cualquier aspiración. Esos anhelos de gobernar con promesas que no se cumplen por lo irrealizables son asuntos que deberían meditar con juicio los ciudadanos cuando avalan candidaturas como la del señor Trump, u otros parecidos como Bolsonaro en Brasil.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad