jueves 10 de septiembre de 2009 - 10:00 AM

Vanguardia Liberal - 90 Años

Constituye suceso notable para el periodismo colombiano esta importante efemérides, en particular por tratarse del diario con el que nos hemos criado y convivido varias generaciones de santandereanos, donde se refleja la sabia impronta del patricio Alejandro Galvis Galvis, a la cual han hecho honor sus descendientes y todo su equipo de colaboradores, cuyo propósito ha sido mantener erguidas las banderas de la independencia periodística, la libertad de expresión, la defensa de la verdad y la garantía de ser con el paso del tiempo una tribuna pública respetable para quienes desean expresar su pensamiento.

Los que hemos tenido el privilegio durante muchos años de tener una columna de opinión, damos fe de ello y por eso nos regocijamos con esta celebración.

Los periodistas santandereanos y todos aquellos que han podido disfrutar de sus espacios han hecho de su actividad una cantera inagotable de ideas, sugerencias, soluciones, en fin, su presencia ha sido de una trascendencia inocultable, en este mundo ávido de información. La magnitud del suceso periodístico que se refleja en sus páginas se ha convertido en un elemento necesario para la sociedad. Son pocas las personas que conciben el universo de hoy sin un medio de comunicación que lo mantenga actualizado y de eso se ha preocupado desde siempre Vanguardia Liberal. Esta casa del periodismo ha defendido la libertad de prensa, derecho fundamental consagrado en nuestra Carta Política, es decir la posibilidad que tiene el hombre de dar a conocer sus ideas, ratificando el mensaje de que ningún poder puede ni debe dañar ese derecho natural.

Los periódicos, así como la radio, la televisión u otros medios de comunicación, son grandes en la medida en que lo sean quienes los dirijan y orienten, por ello resulta oportuno destacar la labor de todos los obreros de la escritura cuya tarea abnegada y permanente así como edificante y digna han hecho que la prensa en el país ocupe el sitial que le corresponde, buscando no sumergirse en el fango de las adulaciones mezquinas o de las componendas peligrosas. Acá hemos aprendido que los periódicos no pueden convertirse como decía Voltaire, en los archivos de las bagatelas, su misión es mucho más amplia y constructiva en una comunidad azotada por múltiples crisis. Cuando escribimos debemos recordar que al emplear la pluma debe estar presente, la vieja leyenda de los aceros toledanos: 'no me saques sin razón ni me envaines sin honor'.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad