domingo 19 de enero de 2020 - 12:00 AM

Las “chuzadas” y el CD

Reitero, nunca he recibido información alguna sobre chuzadas o sobre el proceso de Uribe. Noticias Uno me calumnia.
Escuchar este artículo

Semana publicó una declaración de un suboficial que dice que le asignaron interceptar a Cristina Lombana, magistrada que tuvo a su cargo una investigación contra Álvaro Uribe, y que “lo más grave de todo, nos ordenaron entregar esa información directamente a un reconocido político del Centro Democrático”. No agrega nada más. El director de Semana, cuando se le preguntó si no era yo quien habría recibido esa información no desmintió. Dijo que no podía confirmarlo porque les “falta evidencia”. Como a buen entendedor pocas palabras bastan, tengo claro que para Santos el “reconocido político del CD” soy yo.

Repito: no he recibido ninguna información relacionada con interceptaciones, de parte de ningún militar o policía. Tampoco he recibido ninguna información sobre Lombana ni he hablado con ellos sobre las investigaciones a Uribe.

Mis relaciones con la Fuerza Pública son viejas. Datan desde principios de los noventa, cuando, como director del programa en derechos humanos para fuerzas militares y policía del IIDH, monté las primeras actividades de formación en esas materias en distintos países del Continente, incluyendo Colombia. Años más tarde, fui asesor del Ministerio de Defensa. Después, como consultor independiente, dirigí y trabajé en programas de reforma policial y seguridad ciudadana en distintos países. Estuve muy cerca del general Mora Rangel en el proceso de reforma de Ejército.

En fin, desde hace treinta años me comunico de manera periódica con todos los comandantes de las fuerzas, generales y coroneles, y les he brindado mis opiniones sobre los más diversos temas.

Pero, reitero, nunca he recibido información alguna sobre chuzadas o sobre el proceso de Uribe. Noticias Uno me calumnia y que Santos, al no desmentir, contribuye a ello. Más allá de que no sea yo el político del CD al que se refieren, me atrevo a sostener que el suboficial citado miente. Pero no había interés en verificarlo.

Me explico: hilo conductor de la nota de Semana es que se chuzaba a magistrados de la Suprema para obtener información sobre el proceso contra Uribe. La revista no dice expresamente que la supuesta “información” fuera para el ex presidente, pero lo hace entender al decir que se entregaba a un “político del CD”.

No sé si hubo interceptaciones ilegales. Tampoco si Lombana fue chuzada. Pero no tengo duda de que Semana, porque lo confiesa, sí recibió “documentos secretos” de los militares (parece que si es para ellos esa conducta si es ética e irreprochable) y que yo no. Y que la “prueba” de la revista de que los militares sí podían interceptar whatsapp no sirve: la máquina mencionada no entró en operaciones sino en diciembre, meses después de las chuzadas.

Y sé también que Semana y Noticias Uno debieron haber verificado, con pruebas inequívocas y no solo con “versiones, si era cierto o no que algún político del CD habría recibido información de interceptaciones y si ese político era yo. Antes de decirlo debían tener las “evidencias” que reconocen no tener. El problema es que si lo hacían no podía decirlo y se les caía, inequívocamente, el hilo conductor de sus noticias y la vinculación con Uribe

Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad