viernes 02 de enero de 2009 - 10:00 AM

Grímpolas

El Gobernador Horacio Serpa, en declaraciones dominicales a Ana María Valencia, de Vanguardia, reitera su calidad de fino político, versado en las cosas del Gobierno, las responsabilidades políticas y los asuntos del Estado, dentro de un perfil axiomático, a más de cuidadoso, lejano del vedado territorio de los funcionarios intervencionistas.

Advierte que 'tengo que cumplirle a Santander en cuanto a no crear una controversia con el Gobierno Nacional que pueda perjudicarnos', concretando que 'no estoy de acuerdo con la reelección', sin referirse a la del Presidente Uribe, apenas sustentándola como un principio general, deslizándose hacia otro tema en forzada reticencia. Con el mandatario Uribe, nada de discordia.

Planteándole al Partido Liberal con candidato propio, lo excluye 'si hay reelección', adicionando: 'para qué hacer repetir a un copartidario las amarguras que yo tuve que vivir o sufrir?' Consideraría a Uribe inderrotable y se presume que él, Serpa, no desea figuración entre los malquerientes inmediatos, por lo que pueda suceder.

A los precandidatos liberales los observa respetuoso pero sin entusiasmo, recalcando que en los ex-presidentes Gaviria y Samper, también es aplicable su tesis general de no reelección.

La periodista endulza el oído con una posible candidatura en el 2014 y elusivamente responde: 'Ya llegué al Palacio Amarillo'. Antes el doctor Serpa habló del Plan de Desarrollo, de los millones para Educación y Salud y de perspectivas inmediatas de servicio.

Ana María dentro de un faltante de sorpresa definitoria, eludió preguntarle si se candidatizaría para el 2010, en caso de que Uribe no lo fuera. Imaginamos la respuesta afirmativa, pero aún seguirá siendo por meses la concreta del millón.

Prosigue el doctor Serpa afortunado teorizante de la práctica, más que categórico de la ejecución. Siempre ha estado lejos de los cargos con presupuesto. Un Álvaro Gómez Hurtado, agitador gaitanista. Por algo fueron los dos Presidentes de la Constituyente del 92.

Con otros coautores de esa Carta en cuyo articulado se escribieron más que las certeras normas procedimentales y democráticas, unos textos literarios.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad