viernes 20 de noviembre de 2009 - 10:00 AM

Grímpolas

Escribiendo en agosto de 1944 sobre la vida política colombiana de los años 1878 y siguientes, el doctor Eduardo Santos lamentaba una vez más la equivocación en que incurrió el sector Radical del Liberalismo, cuando señalaba al doctor Rafael Núñez de traidor y conservador. En efecto, quien multiplicaba sus ofrecimientos de conciliación y acuerdo, fundamentalmente vinculado a la política liberal, no quería desprenderse de ella y reclamaba una y otra vez, para la realización de sus justos programas reformistas, el concurso de sus antiguos copartidarios.

Éstos en lugar de abrir paso a las reformas, lo redujeron todo a cerrarle el camino a un hombre arrojándolo a donde él no quería ir, hacia las soluciones que tampoco deseaba adoptar. Al cartagenero, cuatro veces Presidente de la República se le injurió por los medios posibles y si bien es cierto que él, optimista y constante, llegó a 'triunfar demasiado', lo que tanto ofende a algunos, lo hizo animado del mejor deseo de servir a la Nación con la fortaleza intelectual que enalteció su pluma, y su oratoria.

***

En este mes se cumplen 60 años de trascendentales acontecimientos políticos ocurridos en el país. El día 8 de noviembre de 1949 el Congreso Nacional anuncia a todos los países del mundo un estado de violencia, así como la acusación del Presidente Ospina Pérez. El día 9 el Gobierno declaró turbado el orden público y en estado de sitio el territorio nacional, con fundamento en el artículo 121 de la Constitución; simultáneamente suspendió las sesiones del Congreso, las Asambleas Departamentales y los Concejos Municipales; prohibió las manifestaciones públicas; estableció la censura de prensa e impuso el toque de queda desde las 9 de la noche hasta las 4 de la madrugada, salvo nueva orden, en toda la República, otorgando facultades extraordinarias a los Gobernadores. Se recuerda la famosa frase del Mandatario Ospina: 'Vale más un Presidente muerto que un Presidente fugitivo'.

***

URIBISTAS: amasijo que se fabrica en Bucaramanga, de sabor delicioso, preparado con bizcochuelo, dulce de leche, vino y que se conserva en almíbar. (Tomado del 'Diccionario de Voces y Dichos del Habla Santandereana'. De J.S.C.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad