viernes 04 de septiembre de 2009 - 10:00 AM

Grímpolas

Francas y preocupantes las declaraciones televisadas del dirigente empresarial del transporte, Alfonso Pinto Afanador, en relación con el funcionamiento de Metrolínea, anunciándose que no será al fin del año 2009 que tendremos en operación el nuevo sistema, sino dentro de '30 meses'.

En el próximo diciembre habrá apenas una mínima parte como muestra. Agrega que los problemas son numerosos, entre éstos la chatarrización que no se cumplirá en los actuales buses del sector, todos con servicio menor a 10 años, sino que éstos irán a poblaciones de provincia a reemplazar a los vehículos antiguos, previas indemnizaciones a los propietarios, aún no provistas.

En Bogotá ya se estudian las tarifas del Metro tan distante y aquí nada se comenta de éstas, ni de la urgente observación del Alcalde de Londres: 'Una de las tareas más importantes de las ciudades es reducir las emisiones de gases que causan el cambio climático. Las urbes producen el 80% de estos agentes tóxicos para el medio ambiente'. Megabus de Pereira reduce en 4 años 130.000 toneladas de dióxido de carbono.

***
Con tantos 'ismos' políticos colombianos, por lo menos 6 nacionales, 5 departamentales y otros tantos en cada municipio, ¿será posible que entre el del presidente venezolano? No lo creemos. Que se hagan comentarios por falta de tema, alusiones en las mesas del café y a algunos provoquen los dólares que se han enviado a la Argentina, Bolivia y Ecuador, no da para pensar en serio. Afiliarse aquí al 'chavismo' o al 'antichavismo' resultaría ridículo. Más levantaría entre algunos estudiantes mamagallistas, otro dirigente del antiguo tipo Goyeneche, cuya candidatura repitió sin descanso.

***
'Episodios desconocidos se traen a cuento en estas memorias. Como aquel en que el autor, siendo presidente de la Cámara, evitó en agosto de 1934 que fuera secuestrado Laureano Gómez como presidente del Senado y del Congreso para que no pudiese darle posesión a Alfonso López como Presidente de la República. Y aquel otro en que hallándose al frente del Ministerio de Guerra, los mandos militares le propusieron llevarlo a la Presidencia de la República, una vez derrocado Alfonso López en su segunda administración. El autor rechazó enfáticamente la indebida propuesta, reclamando de los jefes militares la lealtad a que estaban obligados para con el Jefe del Estado. El audaz golpe se produjo más tarde, con la detención del presidente en Pasto, y el autor contribuyó a frustrarlo con su oportuna y valerosa actuación como Gobernador de Santander'. Texto tomado de las Memorias del doctor Alejandro Galvis Galvis, fundador de 'Vanguardia Liberal'.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad