viernes 28 de agosto de 2009 - 10:00 AM

Grímpolas

Sueño a Bucaramanga de 1919, nobilísima ciudad de plurales perspectivas, afincada en cálido valle desprendido de las doradas goteras que preocuparon a los sedientos conquistadores del metal precioso, en dirección a la Puerta del Sol, unida al progreso capitalino con el sendero a la Colina Heroica y de allí a las salutaciones imprevistas del Camino al Puerto, intercambiador de propósitos y mercaderías. La ciudad pensadora y nostálgica, hospitalaria y valiente, de la que un día dijo el Presidente Alberto Lleras en magistral discurso tribunicio:

'Ni un palmo de tierra sin historia, ni una altura sin recuerdo, ni una zanja que no fuera tumba improvisada de una juventud que tenía esa insaciable sed de gloria. Días inolvidables éstos en que he pisado la misma tierra que abonó el sacrificio, que inmortalizó el martirio, que consagró la abnegación. Aquí Uribe Uribe, el arrogante capitán, aquí todavía enceguecido por su púrpura parece agitarse la camisa garibaldina de Soler Martínez, aquí, Herrera, el silencioso y colérico como un semidiós antiguo, aquí los Neira, hermosos y fuertes. Aquí la pléyade sin nombre militar, la universidad bogotana cayendo en masa. Dos grandes derrotas de la democracia tan renombradas en la vida del partido. Ancha cuna que meció la revolución entre dolores sin término'.

En una ciudad así, en septiembre primero de 1919, fundó en Bucaramanga, a 'la Vanguardia Liberal' el recientemente graduado de abogado, Alejandro Galvis Galvis, nacido en la población de Curití el 12 de febrero de 1891, hijo de Jesús Galvis Arenas y Hortencia Galvis. El periódico ha sido en 90 años de existencia, luminosa insignia ideológica, devoto de la democracia, así como inspirador y defensor de los intereses santandereanos. Para que fuera así, el doctor Galvis Galvis se abstuvo de trasladar su residencia a Bogotá en la que varias veces se le insinuó la candidatura a la Presidencia del país. Ocupó los más elevados cargos y en su vida privada y pública legó a sus descendientes, con su señora esposa, doña Alicia, virtudes y aliento.

Las nueve décadas de Vanguardia a más de motivar la festividad santandereana, son de conmemoración nacional, precisamente exaltada con su venturosa asistencia por el señor Presidente de la República, doctor Álvaro Uribe Vélez. Él viene en momentos de regocijo patrio a proclamar la valiente y provechosa larga senda de 'La Vanguardia Liberal'.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad