viernes 30 de abril de 2010 - 10:00 AM

Grímpolas

Las encuestas políticas, más que las científicas, comerciales, industriales, etc., convocan intensamente a las comunidades interesadas -que son todas- y producen series de espectáculos televisivos, radiales y escritos que alegran a unos y apesadumbran a otros, como registradores veraces de opiniones.

El tiempo de los órganos orales de expresión, así como el espacio de los escritos están fraccionados para los efectos de la tarifa comercial cambiante. El tiempo desaparece en la encuesta política. A cualquier hora que se anuncie, la encuesta política pasa a ser sintonizada, constituyéndose en el 'mejor tiempo'. Psicológicamente la encuesta y su resultado son contagiosos. Si no lo fueran, aparecería como fría expresión, apenas de interés a los directamente involucrados. Las firmas encuestadoras y las transmisoras -porque una encuesta sin lo segundo no serviría para nada- se toman el ambiente, determinando unas consecuencias contaminantes a la más alta velocidad conocida. Lo que también demuestra la encuesta es que propiamente no existe lealtad a las ideas. Los efectos cambian de acuerdo con la vociferación triunfante, porque definitivamente lo que a 'todos' interesa es no perder, apuntándose a la 'carta' que en el momento definitivo o último esté por encima de las demás.

Lo que sí creemos es que se podría pensar en eliminar la llamada última encuesta, la de las votaciones generales, por lo costosas, discutidas y traumatizantes. Participar de la conformidad con la pública, a la que nos estamos refiriendo y nada más. Acabar con los Consejos Electorales, con las oficinas de lo mismo, nacionales, departamentales y municipales, con los contratos millonarios de las votaciones fraudulentas, etc. Y crear una especie de CORTE que vigile y oiga de lejos las encuestas, las analice, defina y proclame las personas que ganan.

****

Fallecieron dos prestantes damas de la sociedad bumanguesa: el sábado anterior doña Eugenia Turbay de Parra y el martes doña Gladys Cadena de Sanmiguel. Sus afligidos familiares están recibiendo las manifestaciones de solidaridad, a las que sentidamente agregamos las nuestras.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad