viernes 26 de junio de 2009 - 10:00 AM

Grímpolas

No fue alusión para interpretar, fue concreta indicación de un procedimiento, entre comillas, 'para cuando Serpa sea candidato a la Presidencia', palabras del controvertido ex-Presidente Ernesto Samper Pizano en el Foro de los dos Santanderes, sugerido por éste, para hablar de competitividad, planes de desarrollo y otros temas circunstanciales, como el airado veto a una nueva Constituyente.

Días antes se reunió también aquí por convocación del mandatario Serpa Uribe, el Foro de los Gobernadores del país, con influencia y votos, para debatir puntos de gobernabilidad nacional, parecería que se aclaran aspiraciones referenciadas en anteriores columnas y que podrían llevarnos a la crisis seccional en un gobierno a mitad de camino.
* * *
El señor Alcalde Mayor, obviamente dedicado a cuestiones superiores, entre éstas las relaciones externas, involucrados el comercio y la industria podría señalar un Secretario de 'orden público y social', fuera de oficina, recorriendo en un vehículo calles y barrios, demorando en sitios claves, identificados por él, atendiendo problemas y aconteceres de análisis rápido en boca de vecinos que no saben a dónde concurrir o sin tiempo para ello. La ciudad años ha está descuadernada, no solo en el tránsito sino en todos sus aspectos comunitarios.
* * *
Hace apenas unas décadas que la medicina veterinaria fortalecía en Bucaramanga su actividad científica. Antes radicaba la buena salud de los ganados en las plantas sanativas y en el rezo de rurales magos. Contados médicos veterinarios extendían sus formulaciones en los siguientes años, entre éstos el doctor Adolfo León Parra Valencia en quien, cultura y cordialidad, le permitieron demostrar consolidado acierto. Las ganaderías de leche, ubicadas en el área metropolitana fueron de su cuidado y a su constancia se debió en buena parte la sana modernización de tan preciada industria. Día y noche el doctor Adolfo León atendía el angustioso llamado que, además, en horas diurnas se hacía visible en la banderita blanca, colocada en la cerca de la vía que ordinariamente transitaba. Escribimos estas líneas sumándonos a la comunidad santandereana en la exaltación de su memoria, cuando ha muerto súbitamente, a causa de un infarto, llevando a su digna esposa, doña Sofía Zuloaga y a sus hijos sentida voz de solidaridad en su dolor. 

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad