viernes 02 de octubre de 2009 - 10:00 AM

Grímpolas

Tímidamente opinaríamos ahora, cuando se habla de millonarias inversiones en el sector de la vivienda social, que su desarrollo se orientara dentro de un proceso descentralizado, extensivo a las provincias olvidadas y cumplidor además del objetivo principal, el de equidad sectorial, reforzándose la vinculación de las buenas gentes a su pasado, al lugar de su nacimiento y a su actividad sufridamente sostenida en la región.

Concentrar todo en la apretujada zona metropolitana, donde la iniciativa privada actúa y crece con decisorio ánimo, sería proseguir el caprichoso monopolio de la inversión oficial, así como la indeseable invitación a una ruralidad lejana y a otra nacional desocupada, a las que ya está llegando la noticia de que se 'regalarán' miles de casas en Bucaramanga. Siendo esto principio de otra preocupación para los municipios de la meseta, sin adecuados servicios públicos, fuentes de trabajo, vigilancia, etc.

Hace lustros se vivió aquí el gubernamental concierto de la ANAPO, cuando en medio de aplausos se adquirió un lote de terreno cercano a Piedecuesta, donde el Instituto de Crédito Territorial construyó unas decenas de viviendas con destino, según se dijo, a los estratos menores. Cuando se estaban terminando, coincidentemente vino a Bucaramanga el doctor Alfonso López Michelsen y algunos vinculados a la población vecina logramos comprometerlo en una ligera visita que comprendió el paseo por las nuevas construcciones. Le parecieron 'bonitas las casitas', pero nos dejó pasmados cuando agregó sonriente: 'Ahora muéstrenme las fábricas donde van a trabajar los favorecidos que las pagarán a plazos'.. Piedecuesta como 'dormitorio' de desocupados no es deseable. Mejor que allí actúe la mentalidad privada, la que no tienen con dinero los municipios lejanos.

* * * * *

Ya dijo en reportaje vistoso de la semana anterior, Alfonso Pinto Afanador y no se le ha desmentido, que antes de '30 meses' no habrá Metrolínea en Bucaramanga. Para qué seguimos 'corriendo' los periodistas, vinculándonos a un propósito que da pasos de ciego. Qué bueno fuera que los 'corredores' visitaran el teleférico de Manizales, entre el aeropuerto, el terminal de transportes y el centro de la ciudad. Se construyó en un año y ahí está Manizales feliz. Aquí destruyeron la única excelente autopista. La botaron en volquetas, la reconstruyeron, la torcieron, la angostaron y la desarbolaron. ¡Y ahora a la criatura le faltan 30 meses con cesárea!

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad