viernes 31 de octubre de 2008 - 10:00 AM

La Electrificadora (III)

Dice antigua 'Revista Estudio': larga ha sido la lista de los servidores de la Compañía, Mariano Penagos, Benito Navas Herrera, Antonio Castro, Gustavo Wilches y los ingenieros daneses Kikierrup, Kieber y Waldemar Harslof. Pertenecen éstos a la nómina de técnicos que mantuvieron el poder de la ciencia. Los Secretarios Guillermo Otero, Luis Felipe Jiménez y Luis Chaves, merecen el recuerdo agradecido.

No habría espacio para incluir los nombres de todos los impulsores de esta cívica batalla bumanguesa, porque fueron tan numerosos los que creyeron en el vigoroso empeño y solo con alistarse en la matrícula de suscriptores animaban el fervor de los vacilantes, incluyendo en éstos a los fa bricantes de las velas de sebo, viendo en peligro su sistema económico de vida.

'Que tengáis imitadores y admiradores son mis deseos en esta ocasión en que como Primer Magistrado del Departamento, me toca el altísimo honor de declarar inaugurado el alumbrado eléctrico en la culta ciudad de Bucaramanga', dijo en su discurso don José Santos. Desde esos principios, hasta la década del 40, la 'luz nocturna' y la 'fuerza diurna' se daban separadamente. Operarios entrenados debían hacer diariamente, en las mañanas y tardes, los cambios correspondientes en las esquinas de las calles.

Para la época de los Quintos Juegos Atléticos Nacionales el urbanismo llegaba a la hoy carrera 27 y apenas dos rutas de buses, una de Occidente a Oriente y otra de Norte a Sur, cumplían su función transportadora. Las 'tiendas de la esquina' vendían a los 'marchantes' los artículos y como centro comercial, fuera de la casa de mercado, asomaba parcialmente surtido el almacén 'Aro', en la calle 5ª. con carrera 10, hoy 35 con 15.

Tradicional tienda, GATONEGRO, con servicio de correo en tarjeteras externas, de don Nicolás Serrano, ubicada en la esquina de la calle 4ª. hoy 34 con 15. Como no había suficiente plata para gaseosas, los muchachos iban a pedirle 'un vasito de agua' y él les respondía; 'se lo doy pero me trae una piedra'. Al final de largo tiempo hizo con éstas las bases de su nueva residencia, donde hoy es la principal del Banco de Bogotá.

Dando un gran salto de aconteceres y notoriedades, diríamos que fue el ingeniero Benjamín García Cadena quien manejó en 1951 el contrato de construcción de la Planta de 'Palmas', superdotada compañera de 'Chitota' en el mismo sector.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad