jueves 12 de diciembre de 2019 - 12:00 AM

A certificar ascensores

Estos equipos son de alto riesgo y es necesario conocer con tiempo cuando fallan y cuando se requiere cambiar sus piezas.
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Ramiro Serrano

La seguridad en los equipos de transporte vertical y su respectiva certificación por parte de entidades avaladas por la ONAC es una obligación para algunas ciudades como Bogotá, Cartagena, Medellín, Ibagué, Cali, Rionegro, y a partir del 14 de diciembre de este año para la ciudad de Bucaramanga. Esta supervisión que debe realizarse anualmente debe cumplir con las especificaciones técnicas establecidas en las normas NTC-5926-1, NTC-5926-2 y NTC-5926-3 con el fin de prevenir fallas técnicas en los equipos de ascensores, escaleras eléctricas, rampas móviles y puertas automáticas.

Con estos medios de transporte que son el segundo más utilizado en el mundo, muchas veces nos confiamos en que simplemente tenemos la garantía por un simple mantenimiento; pero la auditoría para obtener esta certificación logra además detectar las averías que se generan por cortes de energías, desgaste de los elementos electro-mecánicos o el uso inadecuado de los mismos, previniendo riesgos futuros.

En muchos artículos escritos he manifestado mi preocupación por los costos que se le han impuesto a la propiedad horizontal, pero estas supervisiones que no son costosas garantizan la vida de las personas y exoneran de responsabilidad a las copropiedades en caso de un accidente.

En estos equipos que son de alto riesgo es necesario conocer con tiempo cuando fallan y cuando se requiere cambiar piezas como motores, sistemas anticaídas, etc.

El incumplimiento a dicha obligación, acorde al Acuerdo 048 del 14 de diciembre de 2018 del Consejo Municipal de Bucaramanga, podrá ser denunciado por cualquier ciudadano y se podrán imponer las sanciones establecidas en el Código de Policía. Lo que debe alarmar, no es sólo la sanción que esto genera, sino la responsabilidad que tienen los administradores y miembros del consejo de administración frente a cualquier accidente que por el no cumplimiento de esta norma pueda ocasionar a los usuarios.

La obligación de todos los copropietarios es la escogencia de miembros de consejo de administración y este, de administradores capacitados que no pongan en riesgo la persona jurídica de la propiedad horizontal.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad