jueves 21 de noviembre de 2019 - 12:00 AM

Buen tiempo para comprar

es hoy una oportunidad ideal para comprar vivienda no solo por los precios en que se pueden encontrar, sino porque se avecinan incrementos
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Ramiro Serrano

En el mes de septiembre el área licenciada en la ciudad de Bucaramanga cayó en un 31,4% frente a la licenciada en el mismo mes del 2018. En este mismo sentido, dentro del estudio realizado por el Dane a nivel nacional, el 60,8% del metraje aprobado era para proyectos no habitacionales y el 31,2% para habitacionales; en este último el crecimiento lo tuvieron las viviendas consideradas como no VIS.

El comportamiento de la caída de la construcción en estos dos últimos años conlleva a que en un futuro el valor de la vivienda suba en proporciones interesantes para el inversionista, ya que el ritmo de crecimiento del área construida no va en proporción a la necesidad de la vivienda de la ciudad. Además, la carencia de demanda por parte del consumidor inmobiliario, ha hecho que los valores de la vivienda se hayan retraído, convirtiéndose en una excelente oportunidad para la compra de vivienda nueva y usada. Hoy todo comprador tiene una gran oportunidad para comprar económico y garantizar un excelente rendimiento a un futuro.

De la misma manera, ante la falta de una definición clara para la ejecución de programas por parte del gobierno en cuanto a la adquisición de vivienda VIS y VIP, se hace camino para que los inversionistas vean una buena opción de rentabilidad a futuro por cánones de arrendamiento.

Por todas estas variables y por las cifras presentadas por las oficinas de instrumentos públicos en cuanto a la disminución en la tradición de inmuebles es hoy una oportunidad ideal para comprar vivienda no solo por los precios en que se pueden encontrar, sino porque se avecinan incrementos y rentabilidades de inversión muy llamativas.

Nota: Esperamos que la protesta social organizada para hoy esté alejada de encapuchados, destrucción de bienes del Estado o de establecimientos públicos, heridos, agresión a los miembros de la policía o manifestantes pacíficos. No podemos hacernos daño nosotros mismos como ciudadanos. Las ideologías nunca pueden justificar la violencia y la barbarie, pues al pretenderlo pierden el norte de la protesta y la atención de lo que se reclama.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad