jueves 01 de agosto de 2019 - 12:00 AM

El derecho

La ley 675/01 establece que para asistir a una asamblea general de copropietarios debe ser “propietario”, “representante” o “delegado”
Escuchar este artículo
Image
Columna de
Ramiro Serrano

Una discusión que se genera en propiedad horizontal es la falta de claridad sobre quiénes tienen derecho a participar en las asambleas generales de copropietarios, como en los consejos de administración.

La ley 675/01 en su artículo 37 establece que para asistir a una asamblea general de copropietarios debe ser “propietario”, “representante” o “delegado”. Es así que es necesario tener claro que propietario es quien aparece con ese derecho en el certificado de libertad y tradición emitido por la oficina de instrumentos públicos; pero nunca el cónyuge, ni el locatario; ni otra figura que no acredite la propiedad por intermedio de este documento. En cuanto a la figura de representante, establecida en el artículo 37, se refiere exclusivamente a aquella persona que en representación de otra acude a este tipo de asambleas para oír y tomar las decisiones que se requieran, validando dicho derecho por intermedio de un poder. El cuanto a la figura de delegado, que viene del concepto cooperativo, se refiere a aquellas copropiedades que generalmente por ser integradas por un número grande de unidades privadas, sus reglamentos establecen delegados por sectores para la participación y toma de decisiones en la asamblea. En esta última figura de representación lo que debe hacer la copropiedad es primero nombrar los delegados para constituir la asamblea legalmente válida, haciendo más viable la toma de decisiones y su derecho a participar en ella.

En el caso de los consejos de administración el artículo 53 de la misma ley establece, que para ser miembro de este órgano es necesario ser propietario o delegado; sacando en forma clara el derecho de representación establecido para las asambleas generales y dejando en cortas palabras sólo este derecho a las personas jurídicas que son las susceptibles de representación.

El derecho a participar y ser elegido la ley siempre exige unos requisitos mínimos y es necesario tener claro el concepto de propietario, representante y delegado para evitar impugnaciones que sólo llevan a divisiones entre la comunidad llamada propiedad horizontal.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad